Inicio / Jair Villano

Jair Villano

Home El País de la ilusión

#Reseña La vida del inmigrante no es el sueño rosa que algunos creen. Pero tampoco es un averno. Es una condición revestida de matices. Se está afuera, pero dentro. Se deja un pasado y se construye un presente. Se vivía y se sobrevive o se sobrevivía y se vive, o siempre se ha vivido o siempre ha sobrevivido. Home El País de la ilusión es una manera de representar esa simbiosis.

Leer más

Oscar Figueroa: el sueño de un país

Dedicarse al deporte en un país donde el apoyo es precario, es igual o más quijotesco que los que se dedican al arte, Figueroa, tozudo, confiaba en  su talento. Prestó servicio militar sin descuidar las pesas. Tiempo después viajó a Cali a dedicarse única y exclusivamente a este deporte.

Leer más

La peblisguerra

El problema es que estamos sumidos en un juego semántico, como todo juego semántico se presta para equívocos. Y por eso en  este país hablan de los que quieren y no quieren, de los que son y no son, de los pros y los contras, de los Ni Ni, de los mamertos y los fachos.

Leer más

Paz en la guerra: a mesurar el optimismo

Más allá de las emociones, hay que decir que ni se ha acabado la guerra, ni la mayoría de los colombianos estaba esperando el fin de esta. Como es evidente, el país seguirá a pesar de los demás actores armados; como es evidente, hay intereses públicos y ocultos que encuentran en la cesación pacífica de los enfrentamientos un tropiezo a su fortín económico y político.

Leer más

La falsa solidaridad por Salud Hernández

No es nada nuevo pero es que es lamentable ver cómo hacen del periodismo lo que la carroña hace con sus cadáveres. En Colombia hay cientos de periodistas que son víctimas del mismo infortunio por el que pasa Salud, pero como estos carecen de tribunas reconocidas son poco “solidarizados”.

Leer más

La mala leche de José Félix Lafaurie

Como todo dictadorzuelo: José Félix Lafaurie quiere perpetuarse en el poder, en su caso en la junta directiva de Fedegán. Lleva más de dos lustros haciendo de las suyas en una entidad que debería estar alejada de matices politiqueros, pero al todopoderoso José Félix no le interesa eso.

Leer más