Inicio / Columnistas / Contratos de prestación de servicios: Inequidad
Concejal Partido Alianza Verde, Lucía Bastidas.

Contratos de prestación de servicios: Inequidad

En Colombia hay una creciente tendencia de contratos de prestación de servicio. La figura, contemplada en el numeral 3 del artículo 32 de la ley 80 de 1993, no tendría nada de malo si se tiene en cuenta que nació para complementar las funciones públicas de las distintas instancias del Estado.

Esa norma establece que “son contratos de prestación de servicios los que celebren las entidades estatales para desarrollar actividades relacionadas con la administración o funcionamiento de la entidad. Estos contratos sólo podrán celebrarse con personas naturales cuando dichas actividades no puedan realizarse con personal de planta o requieran conocimientos especializados. Pero en ningún caso estos contratos generan relación laboral ni prestaciones sociales y se celebran por el término estrictamente indispensable.

Según cifras del Ministerio del Trabajo, por cada 100 empleados de planta, en las entidades territoriales hay 107 por el sistema de contratación de servicios.

La cifra refleja una actitud de aprovechamiento y de utilización del presupuesto público y falta de claridad en las funciones y necesidades de las entidades públicas territoriales y nacionales. El personal que requiere una entidad para cumplir con el servicio que le ha sido asignado debería tener una planta de personal estable, acorde con su misión y no sometida a intereses de turno.

Bochornosa resulta la proliferación de contratos a 3 y 6 meses, pero que se convierten en un esquema de sometimiento de las personas que con tal de mantener un contrato les toca trabajar gratis y hacerles antesala.

Lo lamentable es que no es sólo un tema de Bogotá, que en el gobierno pasado aumentó de 38.282 a 50.479 contratos de prestación de servicios en tres años. Es un problema en todas las entidades públicas del país.

Y más preocupante es que en el sector privado prolifera la de prestación de servicios, en la que los empleados no solo tienen que asumir por su cuenta el pago de salud y pensión, igual que ocurre en el sector público, sino que cumplen horarios y actividades como si fueran empleados de planta.

No es extraño en un país con 2’300.000 personas en el desempleo y cerca de 11 millones en la informalidad laboral, que se caracteriza porque estas personas no tienen seguridad social.

Además de la inequidad laboral, hay un tema que llama mi atención y que no deben perder de vista quienes son supervisores en las entidades: es el nivel de humillación al que someten a estas personas que no tienen primas, vacaciones, cesantías, cajas de compensación, ni capacitaciones, no pueden ir a las fiestas de las entidades, ni sus hijos a las vacaciones recreativas, trabajan a veces sin contrato mientras les renuevan.

No solo viven el drama mensual de buscar recursos para pagar su seguridad social, porque de lo contrario no pueden cobrar por su trabajo, sino que es frecuente que les devuelvan las cuentas y los informes, que no les paguen a tiempo.

Un informe del Ministerio del Trabajo se quedó corto cuando señaló que en las entidades territoriales se mantienen más de 107 mil contratos de prestación de servicios de manera permanente, aunque no estable porque cada 3, 6 o 9 meses se cambia de beneficiarios.

El promedio más alto es de Bogotá que normalmente tiene 27.629, y como ya dije en el Gobierno de la Bogotá Humana alcanzó más de 50.000. Pero también están Antioquia (14.595), Santander (13.167), Nariño (11.017), Norte de Santander (10.996), Valle del Cauca (10.680), Cundinamarca (8.969) y Arauca (7.335).

Es solo una muestra de lo que pasa en la administración pública. Del sector privado no existen cifras actualizadas, pero sí testimonios de personas que prestan sus servicios, asumiendo todos los costos de seguridad social, recibiendo al final menos del valor por el que son contratados, y trabajando como si tuvieran una vinculación laboral con todas las garantías.

El modelo es igual de perverso al de las renovaciones del sector público: los contratan por tres meses, y los dejan cesantes por un mes. Luego regresan y vuelven a ser contratados por otros tres meses. El esquema se repite una y otra vez y las personas aceptan esa inestabilidad que hizo carrera por encima de los derechos de los trabajadores.

Es urgente modificar el artículo 32 de la Ley 80 y dar garantías a los contratistas.

Te puede interesar

La polarización y la radicalización frenan el desarrollo de Bogotá

Es importante no ahorrar esfuerzos para que Bogotá  caiga peligrosamente dividida en dos extremos opuestos...

25 Comentarios

  1. Los contratos de prestación de servicio es la forma como los politiqueros se roban la plata del Estado, pues la persona contratada debe entregarle mensualmente un.porcentaje que muchas veces llega al50 %, si no acepta pues no hay contrato así se facil. Los órganos de control saben lo que pasa pero hay una triangulación corrupta que los ciudadanos de bien debemos combatir.

  2. Lo más aberrante de este tipo de contratos, es cuando se dan en el sector salud, en especial el de la salud pública, imagínese que estas personas van e inspeccionan un sitio donde preparan y sirven alimentos, pero evidencian que incumple con las prácticas higiénicas, sabían ustedes que no pueden hacer nada al respecto, no puede aplicar medidas sanitarias sobre dicho establecimiento y lo peor es que en muchas regiones del país estos contratos finalizan en noviembre volviéndose a renovar entre febrero a marzo del año siguiente; claro, entonces usted se preguntará y en temporada decembrina quien carajos inspecciona, vigila y controla los alimentos y bebidas que consumimos?

  3. Leonardo Garzón Ortiz

    En algún momento, el Estado decidió que debe tener un tamaño pequeño para economizar en nóminas, optimizar el recurso y, supuestamente, contratar en la sociedad civil las acciones que le mismo Estado debe realizar. Esto es una falacia, toda vez que el Estado requiere de todas formas, la presencia de personas, muchas personas, para gestionar las acciones de la política. Esto ha generado una forma de esclavitud, porque somos muchas personas las que trabajamos con el Estado, llevado a cabo acciones de mucha responsabilidad institucional, con toma decisión, con injerencia en procesos de fondo, hasta presupuestales, que somos contratistas, que no tenemos primas, vacaciones, cesantías, bonificaciones, descansos, horas extras, y mucho menos un aporte patronal a la seguridad social. Esto genera un riesgo enorme a la hora de pensar en la pensión, puesto que si uno devenga honorarios por 5 millones de pesos, el aporte pensional es como si devengara realmente 2 millones (el 40% con índice base de cotización), de tal manera que está aportando como si ganara 2 millones, no 5. Si a esto se suma, que se bajaron los umbrales para pasar a ser de régimen común, una gran cantidad de trabajadores pagamos IVA, como si el trabajo fuera una VENTA de un bien, y no una labor.
    Apoyo a la concejala, se debe eliminar esta opción. Si el Estado requiere personas, debe vincularlas laboralmente, con todas las garantías.

  4. Totalmente cierto los de prestación de servicios no se pueden ni enfermar, no se tiene nunca permiso para nada ni por calamidad porque todos lo descuentan mientras que los de planta si tienen derecho a todo….faltan cuando quieran
    CONCLUSION es solo plan político para que puedan conseguir votos a cambio de puestos temporales

  5. La obligatoriedad para quienes hemos tenido Contratos de Prestación de servicios fue obligada por el hoy Presidente de La República cuando fue Ministro de Hacienda al inicio del presente siglo. El Dr Santos no miró lo difícil que era obtener este tipo de Contratos y fuera de eso tener que pagar Retención en la Fuwente, Salud, Pensión ARL, etc, etc, etc.

  6. Lo más triste es q en el sector salud como es el personal de las ambulancias de la Secretaría de SALUD todos trabajadores tienen contrato a uno o máximo 2 meses por prestacion de servicios y pagando asta los 45 días qdando sus familias desprotegidos de la seguridad social por demora en el pago.

  7. Podría ser una figura importante para mejorar la contratación en general, el pero esta en que el estado lo tomo muy en serio en la misma Presidencia de la República, en el Ministerio de Trabajo y demás organizaciones gubernamentales, lo tomaron como medio de hacer política. Estas organizaciones contratan al personal por intermedio de otras entidades y cooperativas o por contrato de prestación de servicios. EN COLOMBIA LA LEY ES PARA EL EMPRESARIO POBRE…

  8. ESTOS CONTRATOS SON NADA MAS QUE UN ROBO A MANO ARMADA Y LO MAS TREMENDO ES QUE NO HAY RESPALDO JURÍDICO PARA LOS CONTRATISTAS QUIENES REALMENTE NO TENEMOS DERECHOS POR QUE A PESAR DE TRABAJAS HASTA MAS DE DIEZ AÑOS EN UNA ENTIDAD NUNCA SE TIENE LA OPORTUNIDAD DE INGRESAR DE PLANTA POR QUE SIEMPRE SE FAVORECEN LOS FAVORES POLÍTICOS A LA EXPERIENCIA Y LOS BUENOS RESULTADOS, EN ESTE PAÍS NO IMPORTA SI ERES BUENO SINO SI TIENES PADRINOS POLÍTICOS, ES POR ESO QUE EN LAS ENTIDADES TANTO PUBLICAS COMO PRIVADAS SE ENCUENTRAN FUNCIONARIOS SUPREMAMENTE IRRESPETUOSOS CON LOS USUARIOS DE LOS SERVICIOS SE DEBERÍA OBLIGAR TANTO A LAS EMPRESAS PUBLICAS COMO PRIVADAS A GENERAR MAS CAPACIDAD DE PLANTA PARA TENER LAS MISMAS GARANTÍAS Y UN ENTE DE CONTROL OBSERVAR LOS TIEMPOS DE CONTRATO QUE LLEVE UN MISMO TRABAJADOR PARA QUE SEA OBLIGATORIO SU VINCULACIÓN DE PLANTA.

  9. Nada como los contratos con entidades como la POLICIA NACIONAL quien contrata xa todo lo de atención en salud el personal por estos contratos con renovación trimestral perdiendo el empleado de dos a tres meses de salario al año…y permaneciendo así por años y años. Si tienen clínicas como no van a contratar el personal requerido. Incluso hasta los médicos laborales, son x este tipo de contratos.

  10. En Medellín el 99% del personal del Sistema de Bibliotecas Municipal es operado por personas contratadas bajo esta modalidad (al rededor de 300 personas), pero todos deben cumplir horarios y acomodarse a una subordinación permanente, aceptar suspensiones de contrato por enfermedad o ausencia de más de dos días, pagar salud y pensión y no contar con vacaciones pagas, ni primas ni nada.
    Es un secreto a voces por miedo a perder el empleo.

  11. Pero es una opción que tenemos muchos, porque si fuese por el gobierno seguiríamos muriéndonos de hambre, lastima que se desperdicia tanta plata en política y no sirve para nada

  12. Por eso acabaron con las plantas temporales. Para llenar las entidades de contratistas escogidos a dedo

  13. Pero !ucía conceja! de pena!oca no se queja cuando su jefe contrata gente SIN POSTGRADO. SIN RESPONDER nada NI SABER -CONTRATO A DEDO: $$$7`908.000?????? POR MES. Y usted votante pena!oco… amontonado en TM con e! mínimo???? http://certicontratos.alcaldiabogota.gov.co/index.php?dir=CERTIFICACION++INFORMES+SUPERVISOR+2016%2FCTO_011-2016+KATHERINE+LOAIZA%2F&download=CERTIFICACION++16+DE+FEBRERO+AL+15+DE+MARZO2016.pdf

  14. Si es una figura para que los politicos se roben la plata, y a uno como empresario si le exigen una cantidad de cosas a la hora de pagarle a alguien que se tenga por contrato de servicios, siendo en el gobierno nacional, local y municipal, donde mas se contrata gente por servicios y no dan garantía de estabilidad laboral donde los trabajadores no pueden proyectar su vida financiera ni familiar.

  15. Se dice y se escribe INIQUIDAD

  16. Lo más grave de un contrato de prestación de servicios se pierde: Las vacaciones, horas extras, prima de servicios, cesantias, intereses sobre cesantias y por si fuera poco si se pide un permiso “EL EMPLEADOR” pone un poco de condiciones como: cuando devuelve el tiempo?, le descuento los días?, quien lo reemplaza? etc. eso quier decir que la desigualdad es muy grande. ahora bien un contrato renovado 4 veces se convierte de acuerdo a nuestro régimen laboral, en contrato a termino indefinido. eso cuando? miren todos los contratos que tiene el estado con mucha gente que lleva 5, 10 15 años con este tipo de contrato y que ha pasado?

  17. Con respecto al plebiscito, los políticos se rasgan las vestidura hablando que se le van a dar curules a los guerrilleros y me pregunto? Será que el ciclo de los políticos que hemos nombrado se les acabo? será que la corrupción fue la que nos llevo a esta guerra? será que los políticos no son los culpables de lo que esta pasando? Ahora bien, consulten en los municipios donde la guerrilla manejaba todo “no hay corrupción, no hay ladrones etc. consuelte.

  18. Daisy Idalia Calderón Amaya

    En los contratos de prestación de servicios hay un referente perverso, cada vez que cambia un gobierno Municipal, escoba nueva barre bien y hace reforma administrativa que vuelve a ser un circulo vicioso, porque siguen los mismos contratos que superan a veces el 100% de la nómina con reforma, y mas perverso aun no hay carrera administrativa y la Comisión Nacional de servicio civil es otra cloaca que no entra a presionar a los alcaldes o gobernadores para lograr la estabilidad laboral por concurso de méritos.

  19. Cuando se terminan los contratos y debe haber renovación es una servidumbre saber si uno continúa o lo sacan, aunque lo mas triste es que le garantizan que continua y cúando llega el nuevo contrato bajan los salarios sin dercirle a uno con anticipación, con excusas ilógicas. Y saber que ni descansos tiene uno porque trabaja de corrido todo el año hasta sin salario para poder conservar el trabajo, si esto no es así para el empleador uno no tiene compromiso con la empresa. Todos los beneficios son para el empleador hasta las pólizas de cumplimiento solo son a favor de ellos.

  20. Señora peñalocista, ex-samuelista moreno, no olvide que los contratos como los que realizo la secretaria de integracion social en pasadas administraciones, era a periodos cortos pero dirigidos a personas que no logran acceder al mundo del trabajo ya sea por edad, genero, descolarizacion etc, Usted no tiene la mas minima autoridad moral ya que su jefe es apoyado por el uribismo mas recalcitante y un personaje oscuro que ha defendido la desgracia de los colombianos como vargas llera. Lo que dija no tiene soporte con sus degradantes lagartasos.

  21. Ana Leonor Martínez

    Son contratos donde se violan los derechos del trabajador en los hospitales se observa ya que el 90%de los empleados son de contratos y ciendo todos entidades del estado ofrecen pago de mano de obra con salarios diferentes😡😡😡😡😡

  22. Pero no sólo son los contratos de prestación de servicios. Ahora todo el sistema de salud pública está trabajando con los famosos contratos sindicales reglamentados por el señor ALVARO URIBE VELEZ, en donde profesionales con mucha plata crean organizaciones sindicales de papel para contratar con los hospitales públicos y quedarse con la plata de la contratación y el personal de la salud no alcanza a ganarse un mínimo con todo lo que tiene que pagar de aportes al sistema de seguridad social integral. Pero este problema nunca les ha interesado a los señores senadores, a los Presidentes de la República, a los ministros de trabajo, a las centrales obreras y mucho menos a los sindicatos verdaderos.

  23. Otro abuso de las entidades es obligatnis a cumplir horarios como los empleados, de planta, pero si nos recalcan q no tienen ningún vinculo laboral con nosotros. Nos toca colocar todos nuestros implementos y recursos para trabajar , si faltamos un dia o si tratamos de conseguir un trabajo alterno nos amenazan con hecharnos cuando ellos no nos dan garantías de continuidad . Sólo se la pasan recalcandonos q somos unos simples contratistas y nada más .

  24. Lo que se ha revelado adicionalmente sobre la utilizacion desmedida del poder politico para acumular contratos de prestacion de servicios en cabeza propia puede no ser delito, pero si es impudico y una senal adicional de deterioro moral y codicia desmesurada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*