Inicio / La seguridad ciudadana / Daniel Mejía, el nuevo ‘zar’ de la seguridad en Bogotá
Fotografía El Espectador

Daniel Mejía, el nuevo ‘zar’ de la seguridad en Bogotá

¿Quién es el futuro secretario de Seguridad del Distrito anunciado por el alcalde electo, Enrique Peñalosa?

 La respuesta de Daniel Mejía Londoño no deja lugar a equívocos. ¿Por qué ha aumentado la inseguridad en Bogotá? “Por falta de voluntad política y liderazgo”, dice categórico. Para él, el problema que más le quita el sueño a los bogotanos se resuelve con un conjunto de acciones integrales, con el liderazgo del alcalde, el trabajo de las autoridades y la participación de los ciudadanos.

Eso sí, explica, sin dejar detalles al azar. Por ejemplo, cita, el caso de Transmilenio: “hay que poner cámaras en todas las estaciones, montar una red de vigilancia eficaz y esto significa que éstas estén instaladas”. Parece una verdad de Perogrullo pero es así. De hecho, por toda la red de este sistema de transporte masivo hay cámaras pero algunas, muchas, ni siquiera están enchufadas.

El nuevo secretario de Seguridad del Distrito, anunciado en las últimas horas por el alcalde electo Enrique Peñalosa, dijo que su trabajo se enfocará en reducir el delito y que para ello se necesita la creación de esa secretaría. “Sí se necesita. Es una propuesta que se hizo en la campaña. Creo que se necesita un direccionamiento civil para el apoyo a la Policía, para las políticas de prevención”, indicó en dialogo con Blu Radio.

Para él, el tema de la seguridad es un hecho que no da espera en especial para ayudar a los sectores más vulnerables. “A mi juicio los temas de seguridad no se pueden ver como una política de derecha. Cuando uno mira las cifras de criminalidad el crimen recae sobre los estratos más pobres”.

Daniel es el actual director del Centro de Estudios sobre Seguridad y Drogas, de la Universidad de los Andes. “Daniel Mejía es un profesor de la Universidad de los Andes desde hace 12 años, especializado en el tema de seguridad ciudadana y narcotráfico (…) Ha participado en diversos proyectos para mejorar la seguridad y fortalecer la eficacia de nuestra Policía y Fuerzas Armadas”, contó Peñalosa.

“Estoy muy satisfecho de que Daniel haya aceptado hacer parte de nuestro equipo. Estoy seguro de que vamos a producir mejoras concretas muy rápidamente en la seguridad para los ciudadanos de Bogotá”, sentenció Peñalosa. Mejía por lo pronto le hablará al oído al nuevo alcalde en condición de asesor ya que, por ahora, el cargo no existe. La creación, si se marcha de prisa, podría darse hasta febrero, porque antes de ese mes no se pueden presentar acuerdos en el concejo distrital.

Lo cierto es que Mejía será parte esencial del nuevo gabinete. Se trata de una persona que ha estudiado a fondo el tema y al que llegó por casualidad. “La perseverancia para hacer lo que a uno le gusta es tan importante como ser pilo y sacar las mejores notas”, le dijo a El Tiempo este doctor en Economía de Brown University (EE. UU.), cuando ganó el premio Juan Luis Londoño, que entrega el centro de estudios económicos Fedesarrollo.

El periódico recordó que esa frase apunta a su desempeño como estudiante, pues nunca hizo parte de los mejores del curso, habilitó álgebra en noveno para pasar el año y que no lo sacaran del colegio, y cree que la última vez que izó bandera fue en primero de primaria. Bogotano, nacido en 1975, estudiante del Liceo de Cervantes Norte, quiso estudiar Finanzas y Relaciones Internacionales en el Externado pero no fue aceptado, por lo que se matriculó en Economía en Los Andes y allí descubrió sus verdaderas pasiones. “Después de ver Introducción a la Economía Colombiana con Tomás González (actual ministro de Minas), me entusiasmé tanto con la economía que decidí quedarme en Los Andes. Es la diferencia que un buen profesor puede hacer al principio de una carrera”, dijo en ese reportaje.

Cuando estaba en sexto semestre comenzó la práctica en el Banco de la República y a trabajar con Carlos Esteban Posada, el mentor de varias generaciones de economistas en Colombia como Juan Luis Londoño y Alejandro Gaviria (ministro de Salud).

Fue desde su trabajo en el Banco de la República donde empezó a ahondar en los temas de criminalidad y violencia. “Mi tesis de maestría la hice sobre el secuestro en Colombia, y luego con Carlos Esteban Posada escribimos un trabajo sobre los efectos de los ataques a la infraestructura del país sobre el crecimiento económico”, agrega Mejía.

Tiene una anécdota que simboliza su sapiencia sobre el tema. Pascual Restrepo, su estudiante, amigo y socio intelectual en la agenda de investigación por la que le dieron el premio, un día dijo en chiste: que él era la persona que más sabía de drogas en Colombia, sin producirlas ni consumirlas, a lo que Mejía aclaró con modestia que lo primero era falso, pero lo segundo no.

En el año 2001, salió del país para hacer un doctorado en la Universidad de Brown (Estados Unidos), donde también trabaja con Herschel Grossman, con quien escribe su primer trabajo sobre la guerra contra las drogas en Colombia. Desde su regreso a Bogotá, primero en el Banco de la República y a partir de 2007 en la Facultad de Economía de Los Andes, continuó sus investigaciones, en particular, de tratar de cuantificar y entender los efectos de las políticas antidroga implementadas bajo el Plan Colombia.

Esto lo llevó a interesarse por los efectos de todas las variables del trafico de drogas incluyendo el microtráfico que ahora afecta en enorme medida a Bogotá. Su misión desde ahora no será hacer diagnósticos sino enfrentarlo. “Para eso debe haber una articulación entre todas las autoridades”, dice.

Te puede interesar

Visión Cero: llega para salvar vidas en las calles de Bogotá

Llega a Bogotá Visión Cero el proyecto de seguridad vial multinacional un sistemas de tránsito sin muertes o lesiones graves que inició en Suecia y fue aprobado por su parlamento en octubre 1997.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *