Inicio / La política y el debate / Detenido Álvaro Cruz por los líos con el carrusel de la contratación

Detenido Álvaro Cruz por los líos con el carrusel de la contratación

Álvaro Cruz, ex gobernador de Cundinamarca, fue detenido en las últimas horas por su relación con el carrusel de la contratación de Bogotá.

Cruz tendrá que  responder por los cargos de cohecho, interés indebido en celebración de contratos y abuso de confianza. A mediados de agosto Cruz renunció a su cargo por la investigación que se adelanta en la Fiscalía en su contra.

Los líos del exgobernador se empezaron a conocer hace dos años por los testimonios de algunos procesados por el caso de desfalco a Bogotá. Su caso revive el fantasma del carrusel de la contratación que se dió durante el gobierno de Samuel Moreno Rojas. A comienzos de agosto de este año, Álvaro Cruz renunció a la gobernación de Cundinamarca con el argumento de no querer afectar la gobernabilidad del departamento. (Renuncia de Álvaro Cruz).

A principio de 2015, la Unidad de Investigación de Noticias Caracol reveló documentos que al parecer habrían sido firmados por Cruz como representante de la firma ICM Ingenieros para la compra de unos predios en Estados Unidos.

La Fiscalía conoció que ICM Ingenieros e Incoasfaltos conformaron la Unión Temporal Asfaltos 2009, propiedad de Cruz, y la misma que recibió un contrato por valor de $24.000 millones para pavimentación y reparcheo de Bogotá en 2009. Se trata del contrato 193 del 2009, por unos 24.000 millones de pesos, para el suministro de asfalto

La Fiscalía tiene pruebas de que para la adjudicación de ese contrato se pagaron sobornos por $800 millones a los concejales Hipólito Moreno, Andrés Camacho, Orlando Parada. Además tyambié se vio involucrado en el hechos el entonces director de la Unidad de Mantenimiento Vial de Bogotá (UMV) Iván Hernández Daza.

Te puede interesar

De la Calle propone que la mitad de las candidatas al Congreso sean mujeres

En el acto de formalización de su inscripción como precandidato del Partido Liberal, el ex...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *