Inicio / Ciclismo / El bogotano Chaves recupera el liderato a lo grande

El bogotano Chaves recupera el liderato a lo grande

El capitalino asestó un ataque demoledor para ganar otra etapa y vestirse de rojo en la Vuelta a España

El corredor bogotano Esteban Chaves dio un golpe sobre la mesa y con un soberbia actuación ganó la etapa de este jueves y recuperó el liderato de la Vuelta a España. El capitalino logró el doblete en la Vuelta al imponerse en solitario en la sexta etapa, disputada entre Córdoba y Sierra de Cazorla, y además volvió a vestirse con la camiseta roja. “Es mi segunda victoria en una gran Vuelta, estamos muy contentos en el equipo porque se ha hecho un buen trabajo, este grupo es como una gran familia”, dijo, humilde, en agradecimiento al esfuerzo de su colectivo.

El bogotano, que marcó un tiempo de 4h46:18, entró en solitario con una diferencia de cinco segundos sobre el irlandés Dan Martin (Cannondale) y el exlíder, el holandés Tom Dumoulin (Giant). “Parece que me he marchado con facilidad pero montar en bicicleta es muy duro y no es tan sencillo como parece”, señaló emocionado.

La crónica sobre su triunfo que publica el diario Marca en su edición en línea es elegiosa con él en todos los sentidos.

Dice que es el segundo triunto del bogotano (Orica-GreenEdge) y que se postula ya como un favorito a tener en cuenta en la ronda española. Su arrancada a dos kilómetros de la meta sorprendió a todos, por su fuerza y su consistencia. Le intentó secar Nairo Quintana (Movistar Team) y claudicó; después lo intentó agarrar Dumoulin con una persecución en la que empleó todas sus fuerzas. No fueron suficientes para llegar a la rueda del colombiano, que alzó los brazos y lidera la Vuelta con 10 segundos de ventaja sobre el holandés y 33 sobre el tercer clasificado, Daniel Martin (Cannondale-Garmin).

Marca dice también en su nota que el joven Chaves causó en muy poco espacio un verdadero destrozo en la general: 36 segundos a Nico Roche (Sky), 49 a Alejandro Valverde (Movistar), 55 a Chris Froome (Sky) y Dani Moreno (Katusha), 56 a Purito Rodríguez (Katusha) y 57 a Quintana. “Este chico es volcánico”, asegura Marca.

El principal diario deportivo de España dice que por primera vez, el pelotón se resistió a consentir una escapada de salida y a pesar de los intentos, la velocidad inicial impidió que cuajaran las escaramuzas. Sólo pasado el kilómetro 60 un quinteto consiguió despegarse del grupo principal, al que de inmediato se sumaría un sexto corredor. Cyril Gautier (Europcar), Steven Cummings (MTN-Qhubeka), Niki Terpstra (Etixx-Quick Step), Kristijan Durasek (Lampre-Merida), Peter Velits (BMC) y Miguel Ángel Rubiano (Colombia) abrieron camino. Llegaron a contar con más de cuatro minutos y medio de ventaja hacia el kilómetro 100, antes del primer puerto puntuable de un recorrido plagado de repechos.

A partir de esa ascensión de tercera a Baeza (km 144), su ventaja comenzó a descender y las esperanzas de que llegara la primera fuga en esta edición de la Vuelta, que habían aumentado por la calidad de los corredores en vanguardia, se empezaron a quebrar con la propuesta del Movistar Teamen la cabeza del pelotón.

Marca dice que cuando los escapados se situaron con apenas dos minutos de ventaja, a 30 de la meta, el australiano Rory Sutherland empezó a marcar el ritmo y poco después entró prácticamente todo el equipo español para arruinar la escapada. Los últimos 15 kilómetros, a partir del esprint de Peal de Becerro, fueron de continuo ascenso en la sierra de Cazorla. No eran kilómetros muy duros, pero que daban opciones a un buen puñado de corredores completos, escaladores y especialistas en llegadas explosivas. Siempre que, además, se adaptaran a un calor que rozó los 40 grados en ese lugar.

Sin embargo, la invitación del Movistar a la colaboración de otros equipos se hizo esperar. Se hicieron los remolones hasta que el Katusha aportó un poco de energía a la caza a 10 kilómetros de la última pancarta. Más para ver que para trabajar. Fue en ese momento cuando delante tomó impulso Rubiano y lo remachó Cummings, dispuesto a repetir la victoria que había logrado en la etapa de Mende en el pasado Tour y la que logró en Ferrol en la Vuelta del 2012. El gran rodador británico empezó a aumentar su ventaja en solitario, porque los chicos del Movistar dijeron basta. Y tomó el relevo, sin gran entusiasmo, el Sky.

Cummings se presentó en el inicio de la subida final de tercera categoría, a 3,3 km de la meta, con una ventaja de 25 segundos sobre el grupo principal, ya muy reducido y con Movistar de nuevo en actitud de caza, a la que se sumaron los hombres del Orica y el Cofidis.

Todo apuntaba ya a una repetición de la llegada a Vejer de la Frontera, donde ganó Alejandro Valverde, pero fue Esteban Chaves quien quiso repetir la llegada al Caminito del Rey, acabó con la aventura de Cummings y recuperó el jersey rojo a lo grande, sentencia Marca.

Te puede interesar

‘Chavito’ el nuevo líder del Giro

El bogotano Esteban Chaves terminó la etapa 19 del Giro de Italia como líder. El incidente de Steven Kruijswijk, ,  quien fuera el primero en la competencia, contribuyó a que Chaves, que estaba de segundo, tomara el liderazgo de una carrera a la que le quedan dos etapas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *