Inicio / Columnistas / El Centro bogotano, “Tierra de Nadie”

El Centro bogotano, “Tierra de Nadie”

Como todos los ciudadanos que habitan en Bogotá que han tenido que padecer las consecuencias de no ponerle orden y autoridad al caos que se vive en la zona centro de la capital, comprendida entre la carrera 1 y la carrera 18 entre calles 26 y 1, sueño con que alguien ejerza lo que significa una palabra que poco se conoce en este territorio, gobierno.
Dudo mucho que las aterradoras confesiones de Freddy Valencia, más conocido como el “Monstruo de Monserrate”, sean las únicas en su especie en esta zona de Bogotá. Desafortunadamente el poco interés que le han puesto distintas administraciones incluyendo la actual, provocó que en este territorio se hospede la mayor parte de los actos delincuenciales, incluso en presencia de la misma policía.
No es extraño entonces que justo en este lugar se alberguen las mayores ollas de expendio de droga de Bogotá, cuando a los planes trazados por la primera administración de Enrique Peñalosa y la segunda de Antanas Mockus, no se les dio continuidad en las siguientes alcaldías.
Hoy podemos palpar los resultados del haber abandonado esta gestión: venta de droga al menudeo; la conformación de la zona del Bronx, donde además del microtráfico conviven la indigencia, unida a la prostitución y delincuencia por doquier.
Esta misma situación se puede encontrar en el barrio San Bernardo, que dicho sea de paso colinda con el barrio Santa Fe, zona donde se encuentra la mayor cantidad de personas que se dedican a la prostitución en Bogotá, quienes se deben someter no solo al abuso de sus clientes, sino también a la explotación de las mafias que controlan los andenes en el lugar, con el claro conocimiento no solo de la policía que ejerce vigilancia en la zona, sino además por la misma Secretaría de Gobierno, quien solo ha tenido buenas intenciones con este territorio, pero pocas acciones que se puedan palpar al día de hoy.
Ni hablar de los robos de espejos de los autos particulares y taxis que circulan por la avenida caracas entre calle 19 y calle 6, robos a mano armada entre calle 19 y 13 entre carreras Séptima y Avenida Caracas.
Todo lo anterior hace llegar a una sola conclusión: La zona centro de Bogotá se ha convertido en “Tierra de Nadie”, por esto historias como las del “Monstruo de Monserrate”, no me sorprenden, de hecho no me parecería extraño que como esas existan muchos más en esta parte de la capital y lo más sorprendente es que debería ser el territorio mejor vigilado de la capital, por ser el centro político y gubernamental del país, sin embargo no es así y tanto el Alcalde Mayor, como el mismo Director de la Policía de Bogotá, lo saben, pero aquí no vale la pena preguntarse porque no fueron capaces de ponerse de acuerdo, porque es claro que el culpable de la falta de coordinación entre las dos instituciones tiene nombre propio, Gustavo Petro y sus dos antecesores.
Ojalá que la siguiente administración de Bogotá sepa ponerle orden y autoridad al centro de Bogotá, no solo para que los índices de inseguridad en las localidades de la Candelaria, Santa Fe y Los Mártires se reduzcan considerablemente, sino también para que historias como las del Monstruo de Monserrate, no se repitan.
@sevillanojarami

Te puede interesar

Bogotá no puede estar a merced del microtráfico

Por: Horacio José Serpa. Presidente del Concejo de Bogotá. El microtráfico en Bogotá se convirtió...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *