Inicio / Columnistas / Embarazo no puede ser causal de discriminación

Embarazo no puede ser causal de discriminación

¿Qué tan posible es cerrar las brechas entre hombres y mujeres que plantea Naciones Unidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), cuando a una mujer joven le niegan el derecho a prepararse para el trabajo por estar embarazada?

Formulo la pregunta porque a una joven que estaba ejerciendo como aprendiz en una empresa privada, le iban a hacer un nuevo contrato, pero decidieron no realizar el proceso de vinculación, debido a que al presentar los exámenes médicos que le solicitaron, resultó que se encontraba en estado de embarazo.

La igualdad entre los géneros no solo es un derecho humano fundamental, si no la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible como advierte Naciones Unidas, pero a esta mujer el embarazo se le convirtió en una barrera para negarle su derecho a terminar su preparación profesional como pasante y tener la posibilidad de un trabajo futuro.

Y lo más grave es que la protección por maternidad es un fuero que en Colombia protege a las mujeres al margen del tipo de vinculación laboral que tengan en el momento del embarazo. Esta situación debe ser respetada y entendida por las entidades públicas y privadas que pueden incurrir en violación de la Constitución si despiden a una mujer en estado de gravidez.

La jurisprudencia protege a las mujeres en estado de gravidez sin importar el tipo de vinculación laboral que tengan y además les garantiza la posibilidad de exigir sus derechos por vía de tutela.

Hay que señalar que esta protección no solo está dirigida a la mujer, sino al niño que está por nacer, o que acaba de nacer, pues la protección se extiende al tiempo que otorga la ley para la licencia por maternidad.

No se trata de un capricho sino de un derecho. La sentencia de tutela T-174/11 de la Corte Constitucional advierte que “a partir del momento en que se da el fenómeno natural de la concepción durante cualquier relación laboral, sin importar la vinculación, nace el fuero por maternidad”. Esta protección cobija también a las mujeres que están en calidad de contratistas o aprendices en una empresa.

Los distintos pronunciamiento de la Corte Constitucional no dejan dudas sobre la protección a que tienen derecho las mujeres que estando vinculadas a un contrato de aprendizaje quedan embarazadas. En la sentencia mencionada la Corte advierte que esta vinculación laboral “es una modalidad especial dentro del derecho ordinario laboral en lo concerniente al fuero por maternidad”.

Para decirlo en términos sencillos, la empresa que patrocina a un aprendiz debe garantizar estabilidad durante el contrato y en el periodo de protección por fuero de maternidad. También debe pagar las cotizaciones a salud sin importar en qué etapa del contrato de aprendizaje se encuentre, y también le corresponde el apoyo de sostenimiento a la mujer.

Tan claro es el tema, que una razón para concederle una tutela a una mujer que reclama por haber sido despedida en pleno embarazo es que “la no renovación del contrato haya tenido lugar durante la época en que está vigente el que la Corte llama ‘fuero de maternidad’, es decir, durante el embarazo o dentro de los tres meses siguientes al parto.

Así que, es bueno recordarles a los empleadores que no pueden saltarse un fuero de carácter constitucional que protege a las mujeres y a sus hijos, y que un caso de despido, así se trate de un contrato de aprendiz, deber estar autorizado por un inspector que, en todo caso no podrá darle el visto bueno si en ello está en juego el mínimo vital de la madre y el niño, como lo estableció el máximo Tribunal Constitucional en Sentencia SU-070 de 2013.

Actualmente, cursa en el Congreso un proyecto de Ley que fue radicado el 11 de agosto del 2016 autoría del Movimiento MIRA. La iniciativa tiene por objeto establecer la estabilidad laboral reforzada o fuero de maternidad en favor de la mujer vinculada mediante la figura del contrato de prestación de servicio, cuando sobrevenga el embarazo o la lactancia.

Lucia Bastidas

 

Te puede interesar

Bogotá no puede estar a merced del microtráfico

Por: Horacio José Serpa. Presidente del Concejo de Bogotá. El microtráfico en Bogotá se convirtió...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *