Inicio / Arte y cultura / Entrevista con Josephine Lilly Landertinger Forero, directora de “HOME: El país de la ilusión”

Entrevista con Josephine Lilly Landertinger Forero, directora de “HOME: El país de la ilusión”

Josephine ha trabajado el tema de la migración desde que estaba estudiando en Berlín. Su doble nacionalidad, y la historia de su madre, la llevaron a reflexiones sobre lo que significa el concepto de país, de casa, de nación.

Su experiencia de vida contribuyó a suscitar esas dudas. Ciudadana colombiana, nacida en Portugal, es hija de madre colombiana y padre austríaco. Se graduó en Comunicación Social y Estudios de Cine de la Freie Universität Berlin en el 2007. En cine se graduó en Neorrealismo Italiano, cine Post-Guerra alemán y cine documental. Recibió otra beca para una especialización práctica en videoperiodismo.

En su haber se encuentra el trabajo para la productora de documentales alemana Zero One Films GmbH en diversos proyectos. En ficción ha colaborado en el cortometraje The Berlin Wall de Paul Cotter, filmado para Berlin Today Award del Berlinale Talent Campus 2009. Escribió y dirigió dos cortos, An einem sonntag im august (Un domingo en agosto, 2008) y Musical Clash (2008).

Actualmente vive en Bogotá, dedicada a la producción audiovisual. Su próximo largometraje documental se encuentra en producción bajo el nombre de Míster Tierra Bomba, y Memorias perdidas y encontradas, otro largometraje documental, que se encuentra en desarrollo.

HOME El país de la ilusión es una reflexión acerca de una persona que lleva 40 años por fuera de su país. Un cuestionamiento sobre la construcción conceptual de eso que tanto queremos: nuestra casa.

¿Cómo nace la idea del documental?

La documental nace desde mi trabajo con el tema de migración. Yo estudié en Berlín y estando allá sentí de cerca el tema, digamos que la mayoría de mis amigos eran extranjeros. Por otro lado, está la cuestión de mi biografía personal, yo soy mitad colombiana mitad austriaca, el tema de la identidad me afecta. A nivel artístico es un tema que siempre me ha llamado la atención, de hecho, el documental anterior a este, Sin fronteras, trata de parejas binacionales que yo seguí durante medio año tratando de descubrir si la nacionalidad tenía alguna relación en su amor.

¿Cuál es la trama del documental?

Se trata de una colombiana (mi mamá) que ha vivido en ocho países del mundo y ahora envejece, sola, en Portugal. Ella ahora tiene 69 años de edad, en la película yo la acompañé durante tres años. Quería saber de una persona que ha vivido en muchos países y que llega a una edad en la que se cuestiona dónde desea pasar su vejez.

unnamed

¿Creería que el documental logra lo que Giddens denomina la perspectiva sociológica, es decir, llegar de lo particular a lo general?

Creo que es un tema que a los colombianos les interesa mucho porque somos un país de emigrantes, hay 5 millones de colombianos que viven por fuera. La película ha llamado la atención por eso. La gente que la ha visto en festivales se queda hasta el final de los créditos para hacer muchas preguntas y comentarios, ya que se sienten muy identificados. Incluso a veces hay gente que me dice que nunca han estado por fuera del país, pero vienen de otras ciudades. La búsqueda del hogar ha llamado la atención de las personas.

¿Por qué cree que es importante hacer un documental como Home?

Creo que es importante en los días actuales pensar en qué es el hogar y qué es la patria. A veces siento que la gente se aferra mucho al tema de la nación o de la frontera; de hecho, hay dos casos actuales, el de Venezuela y los cubanos en Chocó, eso me lleva a pensar que es importante hacer una reflexión acerca de la relatividad en torno a la definición de nación. ¿Es importante definirlo? Yo creo que mi madre es un personaje que demuestra que hay grises. Es importante que la gente salga y se pregunte por esos conceptos, porque patria pueden ser muchas cosas.

Precisamente para allá iba, la migración es un tema con múltiples aristas y matices, desde los que la pasan bien hasta los que la pasan no tan bien y mal, usted es una persona que nació en Portugal, se crio en Sudáfrica y estudió en Alemania ¿cuál cree que es el aporte del documental a eso que también podría llamarse exilio?

Lo que pretendía hacer es mostrar lo que pasa en la cabeza de un migrante, de modo que el aporte sería explicarle a los que se quedan cómo se siente alguien que se va, que tiene tantas dudas, que empieza a cuestionarse sobre su tierra. Porque es gente con mucho miedo, en la medida en que piensan si la sociedad que dejaron atrás los va a aceptar.

Ahora bien, es un tema que le pasa a todos los migrantes. En Berlín tuve la oportunidad de estudiar esto con turcos, libaneses, italianos o, en suma, muchos grupos de personas con circunstancias similares.

¿Por qué documental y no ficción?

Digamos que yo estudié cine y periodismo, eso me permite tener las dos formas de expresión. De alguna forma, siempre me he sentido muy cómoda con el documental porque me encantan que mis personajes sean de la vida real, es decir, trabajar con lo real. En este caso, tenía al lado a mi mamá, la persona perfecta para hablar de este tema. No habría tenido lógica hacer ficción.

El tema central es la casa, es decir, casa en tanto país y/o en tanto territorio ¿Qué es la patria para Jhoseline?

La verdad a mí no me gusta hablar de patria, me parece que ese concepto despierta conflictos. Más bien podría hablar de casa…tengo la fortuna decir que tengo muchas cosas, porque me siento bien en muchos sitios. Tanto en Colombia, Portugal o Berlín, creo, entonces, que casa es como un sentimiento con el que uno se siente a gusto, donde no hay necesidad de explicarse.

13730815_1104866146218297_7005021036634414962_o (640x415)

Usted ha dicho que el documental parte de algunas preguntas que usted se formulaba acerca de su madre, quizá las principales ¿cómo alguien es capaz de no volver “a su casa” por 40 años? Y  ¿Qué hay en el pasado de una persona para que pierda las raíces?…¿Cree que encontró las respuestas en el desarrollo del trabajo?

Yo creo que sí. Por un lado, entendí que desde pequeña mi madre no fue una persona muy arraigada, contrario a personas que desde muy corta edad están acostumbrada a la familia grande. Mi madre estudió en un internado, el hecho de pasar su juventud sola y luego ir a estudiar a otra ciudad la hace una persona que se acostumbra a la soledad.

Digamos que de persona a persona es diferente y sumado a eso la época, salir en los años 70 del país sin internet y las facilidades de la actualidad permitía la comunicación. Para ese entonces el medio era la carta; una llamada con los familiares era un lujo, un privilegio corto, dos veces al año. Eso también influye en cómo se mantienen las relaciones.

Un elemento destacable del documental es la poética del espacio, ¿por qué no nos cuenta algo acerca de ello?

Para mí la poética desde el espacio se refleja en la exploración de los espacios que habita el personaje, por ejemplo, qué nos cuenta el espacio con el personaje. En el caso de mi mamá, paso mucho tiempo con ella en su apartamento, donde se encuentran muchos detalles que dan cuenta de algo de su pasado.

¿Por qué hay que ver HOME El país de la ilusión?

Hay que verlo porque es relevante para los días que vivimos. Todos buscamos el lugar donde queremos estar felices, esa búsqueda del hogar, que no tiene que ser un país, nos toca a todos.

Te puede interesar

Cine para todos te trae Bailarina

Cine Para Todos, el proyecto de inclusión cultural de MinTIC en alianza con la Fundación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *