Inicio / Salud / Inasistencia a citas médicas le cuesta $16.000 millones al año a la capital

Inasistencia a citas médicas le cuesta $16.000 millones al año a la capital

Durante 2016, en Bogotá se registraron pérdidas cercanas a los 16.000 millones de pesos por el incumplimiento a 422.971 citas médicas de usuarios de los servicios de salud. Estas inasistencias implicaron reprogramación y agendamiento de médicos, especialistas y personal operativo.

Según cifras de la Secretaría Distrital de Salud, durante el año pasado se asignaron un total de 3.253.172 citas médicas en las cuatro Subredes Integradas de Servicios de  Salud de la red pública hospitalaria, cada una con un costo promedio de $37.656.

La Unidad de Servicios de Salud –USS- Usme, ubicada en esta localidad, es la que registra el mayor número de inasistencias con el 56%. Le siguen en su orden Tunjuelito, con 41%; Vista Hermosa, con el 25%; Meissen, con 22%; Tunal y Chapinero con 21%; Usaquén, con el 18%; Engativá, con 17%; Fontibón, con 15%; Bosa y Suba con el 14%.

Por lo anterior, la Secretaría de Salud invitó a los bogotanos a que cumplan las citas médicas que programan en las cuatro Subredes Integradas de Servicios de Salud, pues en la capital de la República existe una tendencia de inasistencia reiterativa, lo que genera reprocesos administrativos y les quita a otros pacientes la oportunidad de ser atendidos con mayor rapidez.

El 80% de inasistencias se concentran así:

  • Medicina general, con 87.417 citas perdidas. Estas comprenden el primer ingreso del paciente y su remisión a otras especialidades, por lo que se convierte en la columna vertebral de la atención a los usuarios.
  • Especialidades, con 106.968. En las que se destacan atenciones en odontología, ortopedia, pediatría y ginecología.
  • Otro tipo de citas, con 55.178. Incluyen desde asesorías y prevención en planificación familiar, enfermedades de transmisión sexual, citas de terapia física, respiratoria y ocupacional hasta citas de psicología.

Te puede interesar

Aprenda a preparar la lonchera de sus hijos

Una lonchera bien preparada contribuye a reducir los riesgos de enfermedades crónicas y gastrointestinales, satisface los gustos de los menores y ayuda a crear hábitos alimentarios sanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *