Inicio / El desarrollo urbano / La ampliación de El Dorado y los patos canadienses

La ampliación de El Dorado y los patos canadienses

Los patos canadienses son el actual obstáculo de la ampliación de El Dorado o al menos así lo determinó Gustavo Petro. Según información publicada en El Tiempo este domingo, el alcalde frenó las obras de la segunda fase de la ampliación del terminal aéreo mediante una medida cautelar. El argumento de la decisión es que los trabajos afectarían  un humedal cercano que recibe a los patos canadienses en su proceso migratorio.

El proyecto de expansión del aeropuerto fue anunciado en enero por el vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras. Nace de la necesidad de adecuar la infraestructura para evitar que se sature, lo cuál, según Vargas Lleras, ocurrirá en cuatro años si no se adelantan las obras. Para el 2017, según lo proyectado, la capacidad del aeropuerto pasará de 27 millones de pasajeros a 40 millones.

Las obras buscan ampliar las terminales, la plataforma, los puentes de abordaje y mejorar las pistas. Con estas modificaciones, El Dorado sumaría 19 posiciones de parqueo a las 37 que tiene hoy. Esto le permitiría a pasar de 50 operaciones a 90 y reducir los tiempos de carreteo de los aviones y los que se gastan entre el aterrizaje y la llegada de las aeronaves a la zona de desembarque.

Esta segunda fase de ampliación, que prevé un plan de obras de 24 meses y una inversión de 770.000 millones de pesos,  fue aprobada por el gobierno el pasado 20 de enero. Es ahora la medida cautelar del alcalde de Bogotá la que detiene su desarrollo. El aterrizaje de los patos está garantizado. El de los aviones que la capital exigirá como parte de su desarrollo, al menos por lo pronto, está en veremos.

 

Te puede interesar

Despegan las construcciones y obras en Bogotá

Cable Aéreo, avenidas e intervención a coliseo El Campín, entre las obras que despegaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *