Inicio / La política y el debate / La historia de un negocio que enreda a Petro y sus expresidentes de empresas públicas

La historia de un negocio que enreda a Petro y sus expresidentes de empresas públicas

Tres años después de haber vendido el 31.93 % de acciones de la Transportadora de Gas Internacional, en el gobierno de Samuel Moreno, la empresa en cabeza de Gustavo Petro las recompró por el doble.

Esa operación fue puesta al descubierto por el concejal de la Alianza Verde, Antonio Sanguino en el 2014,que calificó como extraña la operación en la que el distrito contrata una banca de inversión para comprar de nuevo las acciones de TGI.

La denuncia del concejal Sanguino fue recogida por la Contraloría Distrital que después de 2 años abre juicio de responsabilidad fiscal contra el ex alcalde Gustavo Petro, la presidente de la época de la empresa Sandra Fonseca y los miembros de la junta directiva, Alberto Merlano y Saúl Kattan.

El Contralor Juan Carlos Granados explicó que sus auditores investigan porque primero se venden las acciones, aunque admitió que en las actas se explica que la empresa necesitaba recursos para invertir y no quería endeudarse.

Para Granados es necesario saber porque la empresa contrata una banca de inversión que sugiere que las acciones valen 660 millones de dólares y las adquieren a través de una sucursal en España por 880 millones de dólares.

Sostuvo que no se entiende además porque se cancelaron entre asesorías, primas de éxito y otros gastos por 29 millones de dólares.

Manifestó el contralor Granados que su obligación es proteger los recursos del distrito y por eso restó importancia a las críticas del exalcalde Gustavo Petro

La expresidente de la Empresa de Energía, hoy presidenta de la Cámara de Comercio Mónica de Greiff, mostró su disposición de ir el 17 de noviembre a la Contraloría para explicar como fue el negocio realizado durante su mandato.

Dijo que en su momento la empresa necesitaba hacer inversiones para expandir la empresa y por eso la junta directiva en 6 meses puso un paquete de acciones que fueron adquiridas por el CITI Bank.

En su momento fue la mejor oferta ya que hubo compañías que ofrecieron 400 millones por el 45% de las acciones de TGI, recordó la señora De Greiff.

El concejal Antonio Sanguino dijo que no entiende porque se paga una prima de éxito en un negocio que evidentemente fue un fracaso.

Te puede interesar

De la Calle propone que la mitad de las candidatas al Congreso sean mujeres

En el acto de formalización de su inscripción como precandidato del Partido Liberal, el ex...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *