Inicio / La seguridad ciudadana / La sorprendente “equivocación” de la juez que liberó a peligrosa banda

La sorprendente “equivocación” de la juez que liberó a peligrosa banda

La Juez Cuarta con función de garantías habla de manera pausada para no dejar dudas a su afirmación: “Me equivoqué, me equivoqué. Errar es de humanos”. Así, ante los sorprendidos asistentes a la sala de audiencias, trata de explicar porque dejó en libertad a los 14 miembros de una organización de sicarios, sindicada de al menos 15 muertes en los últimos tiempos y la intimidación cotidiana a miles de pobladores, en especial del sur de Bogotá.

La juez Aura Luz Forero insiste: “Somos seres humanos que podemos incurrir en el error”. Pero, ¿Por qué tomó ella tan insólita decisión? La historia comenzó el 18 de noviembre cuando la Policía, en el marco de la operación “Salvamento”, capturó a los señalados  en varios allanamientos.

Los procedimientos fueron realizados por la policía tras semanas de intenso trabajo de inteligencia. Fueron trasladados al despacho judicial en donde ella argumentó que los términos de ley para la legalización estaban vencidos.

La policía anotó que, según su información, estas personas delinquen para Alexander Urbina, ‘Careloco’, un paramilitar que está recluido en la cárcel de La Picota. Según información del portal Verdad Abierta, este hombre es temible. Era un integrante de ‘Los Buitrageños’ que en noviembre de 2002, entraron, bajo la denominación de Autodefensas Campesinas del Casanare, a los poblados de Recetor y Chámeza.

Los paramilitares al mando de Héctor Buitrago, alias ‘Martín Llanos’, recuerda Verdad Abierta, estuvieron cuatro meses en los pueblos y se calcula que en ese tiempo desaparecieron a por lo menos 100 personas. En ese entonces, las familias denunciaron las muertes en las fiscalías locales pero nunca hubo avances reales en las indagaciones. En febrero de 2003, Geiner Munive Rodríguez, un joven médico de Valledupar, que luego de hacer su rural decidió quedarse en Chámeza, convocó un consejo de seguridad con las autoridades locales, entre ellos el exgobernador William Pérez (condenado por parapolítica) para denunciar las torturas, homicidios y desplazamientos que estaban causando las Autodefensas del Casanare. Días después fue citado en una de las escuelas paramilitares y lo asesinaron junto a Nayro Chaparro, el conductor de la ambulancia.

Según han contado algunos exparamilitares, ‘Los Buitragueños’ salieron de estos pueblos en marzo de 2.003 porque organismos internacionales y miembros de la fuerza pública insistieron en la búsqueda de los restos de médico.

Precisamente, Alexander Urbina, alias ‘Careloco’, quien estaba al mando de los ‘paras’ en estos municipios, ordenó desenterrar el cuerpo y arrojarlo a un río para que no lo encontraran nunca. Este es el perfil de quien ahora lideraba la banda desde la cárcel.

¿Qué hizo la policía? Trabajar con inteligencia y paciencia para saber cómo estaba reacomodando su poder criminal y con quién. Fue en este camino que capturó a las personas que ahora la juez Forero dejó en libertad porque “se equivocó”.

Te puede interesar

Fuente: http://www.fiscalia.gov.co/colombia/todas-las-noticias/

Nueva imputación contra Gerente de Conalvias por carrusel de contratación

El próximo 30 de octubre se realizará la audiencia de imputación, por los mismos delitos, contra Andrés Jaramillo López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *