Inicio / La política y el debate / Las tretas de Samuel Moreno para eludir la justicia

Las tretas de Samuel Moreno para eludir la justicia

El exalcalde del Polo Democrático Alternativo (PDA) busca la libertad por vencimiento de términos

Un día llega sin abogado. Otro no se presenta. En uno más rechaza su defensor de oficio con el argumento de que él sí tiene unos recursos para pagarlo. La cascada de excusas que ha presentado Samuel Moreno Rojas para eludir la justicia va en aumento. ¿Con qué propósito? Todo parece claro: dejar que pasen los días hasta lograr su libertad por vencimiento de términos.

Hasta ahora, aunque parezca increíble, el exalcalde mayor de Bogotá y protagonista central del ‘carrusel de la contratación´ va logrando su objetivo. De hecho, ya está a escasos meses de volver a la calle. Lo sucedido en las últimas horas es diciente: se presentó sin abogado por lo que la diligencia fue aplazada, el juez le nombró un defensor de oficio. Entonces fue al despacho judicial para manifestar su inconformismo porque, según dijo, él tiene recursos para pagar uno. “¿Entonces?”, inquirió el togado. “No voy a responder nada hasta que aquí esté mi abogado de confianza”, dijo con naturalidad el exdirigente del Polo Democrático Alternativo (PDA).

Ante esto el Juez 14 de Conocimiento muestra su desconcierto e indignación: “Esta es una situación bochornosa, para la administración de Justicia… Para conocer el paradero del abogado se ordenó que se oficie investigación con las autoridades de migración, para que se constate el motivo de la salida del profesional del derecho del país”, explicó.

En la Fiscalía, que tenía previsto iniciar este lunes su argumentación para demostrar la culpabilidad de Moreno por las presuntas irregularidades en los contratos para el servicio de ambulancias en Bogotá, están atónitos.  No les faltan razones: Después de cuatro años desde que se judicializó al exalcalde no se ha podido iniciar el primer juicio.

Moreno fue acusado formalmente por la Fiscalía el 28 de mayo de 2014 por supuestamente haber permitido que su entonces secretario Distrital de Salud, Héctor Zambrano, aceptara promesas remuneratorias para facilitar a Emilio Tapia -ya condenado- la adjudicación del contrato del servicio de ambulancias en 2009, que tuvo un costo de 670.000 millones de pesos. 

Según ha podido establecer la Fiscalía, por la licitación de dicho contrato Samuel Moreno, su hermano Iván Moreno y varios concejales se apropiaron de 6.000 millones que repartieron entre ellos. 

Al juicio serían citados 22 testigos que presentará la Fiscalía y cerca de 80 documentos para lograr una condena. Entre los testigos está el propio exsecretario Zambrano, el excontratista Emilio Tapia y varios exconcejales de la cuidad. 

Pero todo puede quedar en veremos si Moreno no colabora. Él, por su parte, se manifiesta tranquilo. Permanece recluido desde hace tres años en la escuela de Carabineros de Bogotá mientras ve pasar los días. Los otros dos procesos en su contra por lo que se conoce como el carrusel se encuentran en audiencia preparatoria y el otro año, se cree, podría volver a andar por la calle como si nada hubiera pasado.

Te puede interesar

De la Calle propone que la mitad de las candidatas al Congreso sean mujeres

En el acto de formalización de su inscripción como precandidato del Partido Liberal, el ex...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *