Inicio / La seguridad ciudadana / “Es desacertado crear una Secretaría de Seguridad sin resolver los temas de fondo”

“Es desacertado crear una Secretaría de Seguridad sin resolver los temas de fondo”

La seguridad es uno de los temas que más ha preocupado a los bogotanos en los últimos cinco años, según lo ha revelado la encuesta anual Bogotá Cómo Vamos. Por esto, el sub secretario de esta cartera en la alcaldía de Bogotá, Daniel Mejía, ha estado activo desde su posesión comentando algunos de los planes e iniciativas que piensa implementar. El dario bogotano habló con el analista Ariel Ávila de la Fundación Paz y Reconciliación, para consultar su opinión sobre algunas de las medidas anunciadas.

La nueva Secretaría de Seguridad

Uno de los anuncios que más ha llamado la atención ha sido la creación de una nueva Secretaría de Seguridad para la ciudad. Esta deberá ser aprobada por el Concejo de Bogotá antes de que empiece a funcionar. Para Ariel Ávila, el efecto de crear esta secretaría tiene que ver más con enviar un mensaje muy claro a la ciudadanía. “Lo que se busca es mejorar el tema de la percepción, de hacerle creer a la gente que se está haciendo algo. Sin embargo, el alcalde debe tener cuidado” comenta el analista “pues, con este tipo de anuncios, deja de lado temas importantes para la ciudad como los roles de las alcaldías locales y la eficiencia de la fuerza pública”.

Otro de los temas que han llamado la atención es la liquidación del Fondo de Vigilancia y Seguridad. Este Fondo se había convertido en el foco de una serie de escándalos de corrupción en los que se denunciaba, entre otros, el mal uso de los recursos e inversiones inapropiadas. Por esto, Ávila considera que se tomó una buena decisión.

De igual manera, resalta que ahora hay que tomar otras decisiones. ” ¿Qué se va a hacer a cambio? ¿Quiénes van a asumir las funciones? ¿De dónde van a salir ahora los recursos para invertir en seguridad?” son las preguntas que según el experto quedan en el aire. Para el analista todos estos son temas que no están resueltos y que por ende son discusiones que deben darse.

La intervención de ‘ollas’ y el microtráfico

Por otra parte, esta semana fueron anunciadas tres situaciones a las que la alcaldía le hará frente en los primeros días de gobierno. La intervención de puntos calientes, recuperación de parques y desmantelar las bandas en colegios. Ávila coincide en que estas son prioridades fundamentales. Pero según él, estos no son temas que se solucionan en los primeros 100 días de gobierno. De hecho, critica el alto componente represivo que tiene la política y el bajo componente social.

Según el analista, “la estrategia de intervenir el centro con grandes cuadrantes va a conllevar a que los delincuentes sencillamente migren hacia los barrios aledaños tal y como ocurrió cuando Petro intervino en el Bronx”; para Ávila, es necesario pensar en los barrios aledaños y en los aledaños de los aledaños no es solo armar mega cuadrantes. Finalmente sobre este tema el experto comenta que ve una buena intención de mostrar resultados en los primeros 100 días pero mucho ya ha sido implementado y no ha tenido resultados tan concretos.

Coincidencias y diferencias entre Petro y Peñalosa

Para muchos Gustavo Petro y Enrique Peñalosa son radicalmente opuestos, en materia de seguridad coinciden en ciertas cosas y difieren en otras. La gran diferencia en la concepción urbanística de seguridad entre ambos, es la filosofía. Por ejemplo, Peñalosa pareciera creer en la teoría de las ventanas rotas, entonces lo que él va a hacer es desarrollar un mejoramiento urbanístico que finalmente tendría resultados frente a temas de seguridad y crimen urbano.

Sin embargo, en el espectro totalmente opuesto se encuentra Petro, quien básicamente cree que todo lo explica la pobreza y al resolver la pobreza, se impactan los índices de criminalidad y delincuencia. Esa es la gran diferencia que ambos tienen, la concepción filosófica; para uno la represión viene primero y para el otro la represión viene después.

Sin embargo, hay que tener algo presente, indica Ávila, y es aunque ambos están en opuestos del espectro, obviamente Petro tuvo que utilizar tácticas de represión y obviamente Peñalosa se apoyará en programas sociales. De hecho, encontramos similitudes, sin conocer el documento final de política en seguridad de Peñalosa aclara, en la dedicación al tema de los parques, al desmantelamiento del micro tráfico, a las cámaras de video vigilancia y al tema de asegurar el pie de fuerza de la policía.

La controversia de los grafitis

Otro tema que ha generado bastante controversia ha sido el enfoque que se le ha dado a los grafitis que están en la ciudad. Ariel Ávila explica que el anuncio de esta medida tenía el objetivo de generar impacto aunque cree que estuvo mal calculado porque va en contra de lo que la ciudad es hoy.

Esto lo explica a partir de la idea de que hoy, la mayoría de los capitalinos se encuentran entre los 14 y los 22 años y por tanto, es normal que haya grafitis porque es la ciudad que tenemos. En este sentido, el alcalde Peñalosa no puede empezar a reprimir a un porcentaje de la ciudad porque no le gusta cómo se expresa públicamente.

Sin embargo, el analista aclara que el alcalde también debe mejorar la percepción de seguridad para las personas que salen a la calle y se asustan con un grafiti que son los ciudadanos de mayor edad. Ávila afirma que las medidas tomadas para enfrentar los grafitis no arreglan el problema de la seguridad; “es una medida burda y represiva, personalmente no me gusta”.

Pero para el analista este ni siquiera es el punto, el punto es que el Concejo sacó una reglamentación el año pasado sobre esto. Y recuerda que esta reglamentación fue votada por el actual Secretario de Gobierno, esto lo que deja ver para Ávila es que el gobierno Peñalosa pareciera desconocer la reglamentación demostrando poca coherencia.

Mucho se ha comentado sobre la disyuntiva que hay entre la situación de seguridad en Bogotá y la percepción que se tiene sobre esta.Para el ex alcalde Petro, el problema era cuestión de percepción pues no se reconocía la importante disminución de la tasa de homicidios. Para el analista Ávila Bogotá tiene ambos problemas.

Percepción y realidad de la seguridad en la capital

Puesto que para él es claro que hay un problema en situaciones como el hurto callejero, el problema de la violencia contra las mujeres en el transporte público; estos son problemas reales a los que se enfrenan los bogotanos y frente a eso no se puede echar carreta. Sin embargo, hay que decir que también hay un fenómeno de percepción porque el homicidio bajó a niveles históricos. Entonces lo que tenemos son problemas tanto con la percepción como con la seguridad, son ambas cosas comenta el analista.

Finalmente, aunque aún se desconoce un documento final en el que se expongan los lineamientos y punto a tratar en materia de seguridad urbana en la alcaldía Peñalosa, para el analista ya hay algunas políticas de las que han sido anunciadas que son acertadas mientras que otras indican un desacierto.

Por ejemplo, el tema de los puntos calientes es importante, la recuperación de los parques es acertada, la liquidación del fondo era una decisión que había que tomar y fue la adecuada. Por otra parte desde su perspectiva fue totalmente, desacertado el tema de los grafitis, pensar que el problema se resuelve solo con policía y particularmente considera totalmente desacertado crear una Secretaría de Seguridad sin resolver los temas de fondo de seguridad y con más burocracia.

Te puede interesar

Fuente: http://www.fiscalia.gov.co/colombia/todas-las-noticias/

Nueva imputación contra Gerente de Conalvias por carrusel de contratación

El próximo 30 de octubre se realizará la audiencia de imputación, por los mismos delitos, contra Andrés Jaramillo López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *