Inicio / La movilidad / Los peros de Peñalosa al metro

Los peros de Peñalosa al metro

penalosaCuando a Enrique Peñalosa le preguntan por el metro de Bogotá contesta cuidadosamente, siempre con las mismas palabras: “Vamos a hacer el metro que se pueda hacer, que no deje a la ciudad quebrada y que sea el mejor para los ciudadanos”. Con esa respuesta deja salvedades frente al proyecto en curso y trata de quitarse el inri de que por culpa de él no se ha construido ese sistema de transporte en Bogotá.

Durante la campaña han sido muchas personas las que le han recordado al ex alcalde que durante su alcaldía, entre los años 1998 y 2000, él propuso el metro e incluso hizo un compromiso público con el Presidente de entonces, Ernesto Samper, para el que usaron como símbolo nada menos que el cerro de Monserrate, en el prometían la realización de esa obra de infraestructura, la más grande de las que se puede realizar en Bogotá. Al final, Peñalosa se decidió por el sistema de buses, que llamó Transmilenio, y desechó el metro.

Desde entonces Enrique Peñalosa se dedica a promover en el mundo los sistemas de transporte en buses, conocidos como BRT por su sigla en inglés.

Congresistas de izquierda encabezados por el senador Jorge Robledo y el representante Germán Navas le dicen a la gente en las reuniones políticas que Peñalosa cambió el metro por dos buses pegados.

Durante la campaña en la que Peñalosa enfrentó a Samuel Moreno dijo que no haría el metro y que prefería ampliar Transmilenio. Muchos atribuyen la derrota del ex alcalde con Moreno a que este sí ofreció construir el Metro.

Hace pocas semanas el periodista más influyente de Colombia, Daniel Coronell, le recordó a Peñalosa, a través de su cuenta en Twitter, sus declaraciones en contra del metro. El ahora candidato por sexta vez a la Alcaldía de Bogotá dijo que había cambiado de opinión desde la campaña del 2011.

Hace menos de un año, en diciembre del 2014, el ex alcalde publicó un artículo en el diario El Tiempo en el que da varias razones para preferir Transmilenio al metro y sugiere analizar el conjunto de las necesidades de inversión. Al final dice que si se insiste en el metro sería mejor un metro elevado a uno subterráneo.

Peñalosa en campaña cuida sus palabras porque sus asesores le insisten desde entonces que sería un suicidio político oponerse nuevamente a la construcción del metro, sin embargo cuando algún periodista le contra pregunta o en un foro le piden más detalles deja ver los reparos que aún mantiene con este proyecto. Con base en sus declaraciones, estas son las cinco principales razones por las que Peñalosa cree que el metro no es conveniente:

  1. Solo transportaría el 5% de la población

Según el ex alcalde el metro, “se limitará a atender el 5% de la demanda de transporte de la ciudad”. Según Peñalosa la línea de metro tendrá una capacidad de unos 750.000 pasajeros diarios y asegura que aun teniendo un uso como los de mayor capacidad del mundo el número de usuarios no llegará a 900.000 por lo que, según él, vale la pena pensar si esa inversión es razonable.

  1. Comparado con Transmilenio es mejor seguir con el sistema de buses

Peñalosa lleva veinte años predicando por el mundo que es mejor optar por sistema de buses que por la solución férrea del metro y para ello compara los costos de construcción. En el caso de Bogotá el ex alcalde afirma que es mejor hacer una troncal de Transmilenio como la de la Avenida Boyacá de 35 kms que solo costaría el equivalente a 2 kms de metro. Peñalosa dijo en Noviembre del año pasado que Transmilenio era como un metro solo que más barato y le llovieron rayos y centellas, ante lo cual no solo insistió sino que argumentó que la velocidad era similar, los costos de construcción incomparables y los costos de operación –según él- más baratos los de los buses.

  1. El suelo de Bogotá es malo para hacer un metro subterráneo

Citando apartes del estudio recientemente realizado, Peñalosa sostiene que por la calidad del suelo de la ciudad es casi imposible realizar el metro enterrado y propone hacer un metro elevado e incluso durante la campaña ha difundido a través de las redes sociales un dibujo que muestra cómo podría quedar. Los otros candidatos, especialmente Rafael Pardo, le han dicho que eso es como volver a empezar porque sería necesario realizar nuevos estudios y se perderían los que ya se han hecho.

  1. Puede dejar quebrado a Bogotá y la Nación

Para el ex alcalde el costo del metro es incierto, no solo por las dificultades de la construcción, sino por la devaluación del peso frente al dólar por lo que para él meterse en ese proyecto significa un alto riesgo para las finanzas distritales. Peñalosa se sale del libreto de sus asesores y recuerda que una línea del metro de Barcelona se suspendió en la mitad de la construcción por los sobrecostos que conllevaba y afirma, con algo de exageración, que la quiebra de Grecia se debe en buena parte a haberse metido en la construcción de un metro.

  1. El trazado previsto favorece a los estratos altos

Según Peñalosa la línea prevista de Metro no le sirve a San Cristóbal, Tunjuelito, Usme, Ciudad Bolívar, Fontibón, Engativá, Suba. Para el ex alcalde los beneficiados serían los estratos altos que son los que según él van por el corredor oriental de la ciudad y de hecho la mayor parte del trayecto previsto recorre las localidades de Chapinero y Usaquén. Reconoce que le sirve también a Kennedy, a Bosa, a algunas localidades del centro, pero se reafirma que en su opinión es un proyecto para los ricos.

El candidato del Partido Cambio Radical hace un esfuerzo para prometer el metro. Él se ufanaba de decir lo que pensaba y a eso atribuía sus continuos fracasos electorales, ahora, al menos en el tema del metro, asumió la actitud que tanto criticó de los políticos de decir en campaña lo que la gente quiere oír y no lo que va a hacer en realidad. Ofrece el metro pero todas sus afirmaciones parecen desmentirlo.

En Enero de este año, ante de haberse decidido a ser candidato a la Alcaldía y cuando todavía no cuidaba sus palabras le dijo al periodista Edgar Artunduaga en su programa radial en la cadena Todelar: “Estamos casi histéricos. Hay quienes creen que el Metro arregla los trancones, ¡no sean ridículos! Las ciudades que tienen los peores trancones del mundo tienen Metro, como Caracas, Ciudad de México, Bangkok, Sao Paulo”.

 

Te puede interesar

Seguridad vial “Visión cero”

A través de un comunicado de prensa, la administración del alcalde Enrique Peñalosa, informó que...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *