Inicio / Economía y negocios / “Mujeres del servicio doméstico aún sometidas a nuestro clasismo”

“Mujeres del servicio doméstico aún sometidas a nuestro clasismo”

Aunque en el país se ha avanzado en el reconocimiento de los derechos de las trabajadoras del servicio doméstico, hay un largo camino que recorrer para crear un mercado laboral que valore y proteja a estas personas.  

El esfuerzo más reciente en el proceso de reconocimiento de los derechos laborales del trabajo doméstico, es el proyecto de ley que busca instaurar la prima obligatoria para quienes viven de esta actividad. De ser exitoso, los empleadores estarían obligados a pagarle a las trabajadoras una prima de servicios que corresponde a un mes de salario dividido en dos pagos por año, el primero en junio y el segundo en diciembre. El proyecto de ley tiene el respaldo de  la sentencia C-871/14 de la Corte Constitucional que exhortó al gobierno nacional a avanzar hacia la universalidad de la prima.

Angélica Lozano, Representante a la Cámara por Bogotá y una de las firmantes del proyecto, dice que “la igualdad implica pagarle lo justo a las personas que trabajan en nuestros hogares. Gracias a que están en las mejores manos nuestras casas y nuestros seres queridos, podemos salir a trabajar, a buscar el desarrollo en los campos de interés de cada uno, de modo que la prima para el servicio doméstico es una causa de justicia e igualdad”.

La garantía de la prima es importante pero supone un paso de muchos que hay que dar en beneficio de los derechos de las trabajadoras del servicio doméstico. El siguiente derecho a proteger, según la representante de Alianza Verde, es el horario de trabajo. “Actualmente el 80% del servicio doméstico es externo. El 20% de empleadas internas están expuestas a horarios brutales de 14, 18 horas. El acuerdo internacional que Colombia suscribió dice que, aún si es interna, el horario no debe exceder las ocho horas. Ese es otro paso que vendrá después.”

Estos pasos, no obstante, tienen que contar con el apoyo de un cambio cultural en cuanto al valor que se le da al servicio doméstico en el país. Como explica la Representante, “históricamente, en nuestra sociedad, el servicio doméstico se ha tratado como como un favor que se le hace a la persona que trabaja. No es un favor, es un servicio enorme que nos han prestado pero socialmente lo hemos desvalorado. Las mujeres del servicio doméstico han sido sometidas al maltrato de nuestro clasismo”.

Y no sólo se le ha restado valor al trabajo de estas personas, también se les ha sometido a abusos de todo tipo. Nora Tovar, directora del departamento de economía informal de la Confederación de Trabajadores de Colombia, dice “en muchos casos el servicio doméstico equivale a situaciones de esclavitud. Hay personas que viven en las casas de sus patrones y sólo salen el domingo, trabajan de cinco de la mañana a nueve de la noche. Son personas que no reciben el pago que les corresponde.”

Como el trabajo de este grupo se lleva a cabo en la intimidad del hogar, la supervisión de sus condiciones laborales presenta una gran dificultad. Por eso la creación de leyes, la firma de acuerdos internacionales y las sentencias de la corte dependen de que los empleadores entiendan que los derechos de las trabajadoras domésticas no puede diferir de las del resto de trabajadores del país.

 

Te puede interesar

Fuente: https://www.google.com.co/search?rlz=1C5AVSZ_enAR641AR641&biw=1440&bih=759&tbm=isch&sa=1&ei=gMJMWua6CMeQmQHVgoXIAw&q=Subi%C3%B3+el+desempleo+en+Cali+&oq=Subi%C3%B3+el+desempleo+en+Cali+&gs_l=psy-ab.3...168077.168077.0.168946.1.1.0.0.0.0.100.100.0j1.1.0....0...1c.1.64.psy-ab..0.0.0....0.LdbeZSlGnI4#imgrc=dDB7vCVdiYGiUM:

Subió el desempleo en Bogotá en Noviembre de 2017

En Bogotá el desempleo fue de 9.5%, superior en 1.2% al del año anterior, período en el que registró 8.3%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *