Inicio / Arte y cultura / Música y literatura

Música y literatura

El álbum más reciente de Fonseca, ‘Conexión’, vino acompañada de una canción escrita por el novelista Juan Gabriel Vásquez. El diario bogotano hace un recuento de esta refrescante combinación

Por Jaír Villano

 @VillanoJair

La relación entre música y literatura no es novedosa. Se podría decir que un buen texto es una canción, si se consideran elementos retóricos como su ritmo expresado en la eufonía.  Sin duda la poesía es más cercana la música; lo dijo Valéry hace harto tiempo atrás: “La poesía es un lenguaje que oscila entre el sonido y el sentido”.

Hay quienes dicen que la poesía y la música son hermanas gemelas. Pero esa aseveración se pone en duda cuando del averno radial se escuchan las profundas líneas de Arjona, y poetas injustamente inflados como Géraldy.

Ahora, también hay que decir que, así como hay profanos retóricos, los hay muy buenos. ¡cómo no pensar en artistas de la talla de Bob Dylan o en alquimistas del verso, como Pessoa!

La música y la literatura son amigas, digámoslo así. Un buen escritor tiene un sentido exquisito de la música y un músico es buen selector de las grandes obras.

Hay textos que no se leen, sino que se escuchan; así como hay piezas musicales que narran sentimientos y/o historias.

El deseo de llevar a la música a la literatura es longevo. Por decir algo, al leer Así habló Zaratustra Richard Strauss llegó a un éxtasis que lo llevó a la elaboración de ese poema sinfónico que hace parte del repertorio clásico del sonido.

El alemán Franz Liszt fue el creador de este género. Liszt pasó de compositor a intérprete de las emociones y las escenas de obras literarias. En su caso, su admiración por el poeta italiano Torquato Tasso, lo llevó a explorar este sistema musical. Acompañado de otras obras, como las de Víctor Hugo, Shakespeare y la mitología griega de alto contenido dramático.

El novelista Juan Gabriel Vásquez y el cantante Fonseca hicieron gala de este ejercicio; el resultado: ‘Y tú’, canción que se puede escuchar en el más reciente álbum del juglar que, tras su éxito en Colombia, se prepara para un tour por Canadá y Estados Unidos.

El cantante bogotano ya había realizado un experimento similar. La canción que hizo para la película Paraíso Travel, la película basada en la novela de Jorge Franco, es una muestra de ese traspaso de novela a canción.

La escena musical en el mundo no ha sido ajena a esto. Aunque los ejemplos abundan, valga aquí mencionar unos pocos.

Así, en 1974 David Bowie basó su álbum, Diamond Dogs, en el célebre y premonitorio libro de George Orwell 1984; al principio de los ‘80s, la banda The Police lanzó ‘Don’t Stand So Close to Me’, canción inspirada en Lolita, la pervertida novela de Nabokov.

JuancagbrielEl álbum de Metallica, For Whom The Bell Tolls (Por quién doblan las campanas), se cimienta gracias a la novela del norteamericano Ernest Hemingway. De la misma forma, Blues a dos mujeres, de la extinta banda La Rue Morgue, está centrada en la historia de La maga, el personaje que acompaña a Oliveira en Rayuela de Julio Cortázar.

A propósito de Rayuela, es de esos relatos que más que leerse se escuchan, pues dentro de sus páginas se encuentra un variopinto repertorio de músicos del jazz. Con elementos similares a ‘Tres Tristes Tigres’ de Cabrera Infante, donde el bolero es el protagonista de la historia.

Jorge Luis Borges fue uno de esos prosistas que hacía melodías en cada uno de sus párrafos, como dijo alguien, Borges es en y por la música…

Y así, se podría continuar por ese amplio sendero. La canción compuesta por Juan Gabriel Vásquez fue un pretexto para hablar de ese armonioso contubernio. Inusual, si consideramos que Elio Vittorini dijo que la música es, en la ópera, ese algo que falta en la novela.

Te puede interesar

Cine para todos te trae Bailarina

Cine Para Todos, el proyecto de inclusión cultural de MinTIC en alianza con la Fundación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *