Inicio / Columnistas / Ómar Pérez y la Santa Fe intacta

Ómar Pérez y la Santa Fe intacta

Por Angélica Yomayuza
Independiente Santa Fe en los últimos seis años ha dado un giro en su historia. Ha salido de  una larga sequía de triunfos para volver a ganar copas y estar disputando torneos internacionales. En este camino en las toldas cardenales se ha contado siempre con Omar Pérez, con el capitán. Él se  ha constituido como  uno de los jugadores insignia y un timonel del equipo.
En este jugador muchos  de sus hinchas han depositado sus esperanzas. Con su juego nos ha entregado alegrías y triunfos; algunos lo denominan crack, otros, ídolo, y algunos más lo llaman D10S, pero sin importar el calificativo, sabemos que es importante su presencia en la cancha.
El 16 de agosto en el partido contra el DIM, Omar sufrió una lesión que lo dejará por fuera de las canchas, por lo menos durante un largo mes y medio. Esta noticia fue un duro golpe para la hinchada cardenal. Se puede ver en las redes sociales comentarios como “Cadena de oración por el Bocha” “Ya Santa Fe está en pérdidas” “Lloro por ti Omar de mi corazón, vuelve pronto”
¿Qué hacer ahora sin el Bocha? ¿Cómo jugar sin nuestro 10? ¿Estamos perdidos?
Algunos pueden responder que estamos perdidos y Santa Fe ya no puede hacer nada más en el torneo. Otros se concentran en rezar por la pronta recuperación de Omar y además rogando para que el equipo no se hunda en los tres torneos que está disputando.
Sin la presencia de nuestro 10 para algunos es el acabose, otros vemos que sin él y sin refuerzos nos costará mucho, y otros, sencillamente ya tiraron la toalla. Ya algunos andan sobreactuados con el tema, otros creemos que desde esta necesidad pueden salir cosas buenas.
Es en este punto en el cual digo: porqué no creer, no creer en eso que siempre nos habla Omar Pérez: creer en el equipo. Si bien, es él quien guía y orienta a los guerreros en la cancha, también podemos confiar que detrás de ese Calvo se encuentra todo un equipo de jugadores y cuerpo técnico que tiene la responsabilidad de llevar en alto nuestro escudo.
Por qué no confiar como lo hace Bocha; creamos en nuestros leones. O es que acaso no creímos durante años hasta que ese Calvo, por el que algunos lloran y oran, alzó la copa y nos coronamos campeones. Creamos como él siempre lo ha hecho, sigamos confiando en ese timonel que de una u otra manera sabrá dirigir y acompañar a nuestros jugadores.
En las necesidades es donde se prueba de qué se está hecho, esta no puede ser la excepción, estoy convencida y aún creo en las palabras de ese 10, de nuestro capitán: debemos creer en el equipo, si él lo hace, por qué no hacerlo nosotros.
Por más negra que se vea la situación estamos a tiempo de continuar y corregir el rumbo del expreso bogotano, es posible y sí se puede, ahora es el momento de tener siempre nuestra Santa Fe intacta.

Te puede interesar

BOGOTÁ VULNERABLE

Por: Horacio José Serpa “Cada año ocurren dos temblores suaves, cada diez años un sismo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *