Inicio / A un toque con... / Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz / Premios a los abanderados de la paz

Premios a los abanderados de la paz

En la clausura de la 16ª Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz, realizada el pasado 4 de febrero en Corferias, el Secretariado Permanente de la Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz, la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) y los laureados otorgaron reconocimientos a tres personalidades y cuatro jóvenes por sus aportes a la construcción de la paz mundial.

Al respecto, Mónica de Greiff, presidente Ejecutiva de la CCB, afirmó: “reconocemos el trabajo que han hecho estas personas y las animamos a seguir adelante como ejemplo para un mundo que atraviesa por dificultades desde lo político y lo social. Su pasión y entrega son un aliciente que nos llama a no perder la esperanza y a unirnos como una sociedad donde empresarios, ciudadanos y gobiernos trabajemos juntos para lograr un mejor mundo”.
Premio de la Cumbre de Paz para Richard Branson

Desde 1999, en cada edición de la cumbre, un comité entrega el Premio de la Cumbre de Paz a una personalidad destacada que, con su imagen y acciones, ha trabajado a favor del bienestar y la paz mundial. Este año el galardón fue para el empresario británico Richard Branson por su incansable labor filantrópica.

 

Al entregar el premio, el presidente de Colombia y Premio Nobel de Paz 2016, Juan Manuel Santos, aseguró: “Branson es un gran ser humano y ha hecho un trabajo destacado en dos áreas para terminar dos guerras: la de las drogas al aplicar sentido común y soluciones prácticas y la del cambio climático. Debemos unirnos a él para enfrentar los retos que tenemos hoy”.

 

Branson, por su parte, aseguró que los retos que hoy enfrenta el mundo son fuente de inspiración para buscar alternativas. “Colombia ha sufrido la guerra, las consecuencias del tráfico de drogas y ha estado a punto de colapsar. Sin embargo, tras 50 años, los colombianos decidieron que era suficiente. Siempre he creído que los negocios pueden mejorar la vida de las personas y por eso apelo a ustedes, los colombianos, para ver oportunidades en este proceso de acabar con la corrupción, invertir en la infraestructura de las comunidades y crear empleos para aquellos que dejen las armas”.

 

Branson fundó The Virgin Group en 1970, una de las más reconocidas marcas del sector turístico, de telefonía móvil y de entretenimiento en todo el planeta. En 2004, creó Virgin Unite, que establece conexiones entre la gente y el emprendimiento para promover su crecimiento. En 2007, fundó The Elders, un grupo de líderes globales que trabajan por la paz y los derechos humanos. Es partidario de las Naciones Unidas y de muchas de las causas de los laureados con el Premio Nobel de Paz.

 

Medalla al activismo social

Durante cada cumbre, así mismo, se entregan dos medallas a activistas que han hecho grandes contribuciones en materia de derechos humanos. Este año el laureado Kailash Sathiarty, en nombre del comité de la cumbre, entregó la Medalla al Activismo Social a la estadounidense Kerry Kennedy,presidenta de Robert F. Kennedy Human Rights, por su búsqueda de la justicia social y su trabajo de promoción de los derechos humanos.

 

“A veces uno se siente impedido para decir algo – afirmó Sathiarty-. Hoy voy a hablar de alguien a quien conocí hace 22 años, una activista social apasionada que se ha convertido en la defensora de los defensores. Mientras las personas sufren violaciones a sus derechos humanos, esclavitud, discriminación y violencia en diversas formas, Kerry siempre ha estado al frente de ellos sin importar el costo”.

 

Al recibir la medalla, la estadounidense resaltó que a pesar de que el mundo experimenta una época difícil y conflictiva, “Colombia es un oasis de optimismo. Estoy feliz de estar en este país. Gracias a todos los que están seguros de hacer la paz, vamos a trabajar juntos para que esa paz no solo sea para ustedes, sino para todos”.

 

Medalla al impacto en la comunidad

Este reconocimiento se otorga en cada edición de la cumbre a un miembro de la sociedad civil del país anfitrión, Colombia este año, que ha liderado proyectos de construcción de paz. La laureada Tawakkul Karman entregó el reconocimiento a Leyner Palacios, quien tras perder a decenas de familiares y amigos en el atentado de las Farc a la iglesia de Bojayá (Chocó), se ha dedicado a reconstruir el tejido social de su pueblo. Fue nominado, con cuatro víctimas más, al Premio Nobel de Paz en 2016.

 

Al entregar la medalla, la laureada destacó el trabajo que ha adelantado Leyner al lado de sus colegas del Comité de Víctimas de Bojayá. “Él –aseguró Karman- ha trabajado en los últimos años como un líder de la comunidad para promover espacios de diálogo y reconciliación en un lugar recóndito de Colombia. Ha buscado cómo generar un impacto y un espacio de reconciliación”.

 

Por su parte, el colombiano manifestó; “gracias por este reconocimiento, hemos vivido una tragedia grande en Colombia y es necesario transformarla, queremos contar nuestra realidad al mundo para que otros no vivan lo que nosotros hemos vivido. Agradecemos a quienes trabajan por la paz y la reconciliación, y a las víctimas por no multiplicar la violencia”.

 

Premio Turner al cambio social

En cada cumbre, los estudiantes que participan en el programa educativo “Liderando con el Ejemplo” tienen la oportunidad de presentar y socializar sus proyectos de transformación social. El ganador recibe un reconocimiento económico como contribución al desarrollo del proyecto. Este es el Premio Turner para el cambio social.

 

En esta edición de la cumbre, por primera vez, se reconoció a cuatro mujeres jóvenes por sus propuestas para impactar las comunidades. Tras evaluar más de 250 propuestas, los jurados eligieron a cuatro finalistas y decidieron otorgar un premio de US$2.500 a cada una de ellas para que los inviertan en sus iniciativas.

 

Las ganadoras fueron Andrea Zanabria, de Colombia, con “Herramientas para construir la paz”; Chaeli Mycroft, de Sudáfrica, con “Cómo construir una sociedad incluyente”; Kehkashan Basu, de Emiratos Árabes Unidos, con “El cambio climático y la protección medioambiental”, y Ángela Serrano, de Colombia, con “Cómo construir una sociedad civil incluyente”.

 

“Los últimos días han sido inspiradores, estas jóvenes tienen ideas innovadoras y optimistas para lograr un cambio social. Creen en un mundo sin cambio climático, guerra, pobreza, hambre o enfermedad, un mundo sin armas nucleares y con océanos limpios”, aseguró Laura Seydel Turner, presidenta de la Fundación Captain Planet, al entregar los premios.

 

Estatuillas: arte local

El artista bogotano Felipe Ruiz (1984) fue seleccionado por la Cámara de Comercio de Bogotá, el Secretariado Permanente de la Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz y el Bureau de Bogotá para realizar las esculturas que fueron entregadas a Richard Branson y Leyner Palacios. En las obras el artista toma armas blancas donadas o incautadas y las transforma en obras alegóricas a la vida y la paz. Sus obras están hoy en colecciones privadas y museos en Argentina, Japón, EE.UU., Holanda, República Dominicana y Colombia.

Te puede interesar

“El próximo martes comienza la fase pública de las conversaciones con el ELN”: Presidente Santos

“El martes de la próxima semana, en Quito, comenzará la fase pública de conversaciones entre el Gobierno colombiano y el ELN, la última guerrilla de Colombia y del continente, lo que nos permitirá alcanzar la paz completa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *