Inicio / Columnistas / ¿Se equivocó Mockus?

¿Se equivocó Mockus?

Mockus y Peñalosa. Peñalosa y Mockus. Para muchos bogotanos esos dos cambiaron el rumbo de esta ciudad en los noventa. Pero para algunos ese nuevo rumbo no era el mejor. Eso fue hace 10 años ¿qué tanto han cambiado esos dos?

Peñalosa ha vivido de su progreso urbanista dando conferencias en todo el mundo. Mockus es un limbo laboral: entra en la agenda mediática un buen rato y después desaparece. Viajemos en el tiempo a 1995 y veamos cómo es que estos dos impactaron para entender cuánto han cambiado. Peñalosa iba en cicla cuando no había ciclorutas. Era el candidato anti-tradicionalista. Pero cuando aparecieron las nalgas de Antanas, Peñalosa parecía el candidato tradicionalista. Cuando Mockus fue alcalde, la gente no sabía quién o qué era Mockus. Lo tildaban de loco. Decían que estaba improvisando cuando debía gobernar. Que eso de cultura no se necesitaba, que lo que tocaba arreglar era la seguridad (¿extraño el parecido con lo que dicen de Petro, no creen?). Después llegó Peñalosa y empezó a construir a la Bogotá que tenemos o que vemos hoy. Parques, bibliotecas, Transmilenio, bolardos y ciclorutas. Lo que ya es obvio para nuestro día a día lo empezó Peñalosa. Después volvió Mockus, pero sólo lo hizo para garantizar que todo lo que su predecesor se siguiera construyendo.

Volvamos a la actualidad. Las cosas son diferentes. Los bogotanos ya saben quién y qué es Mockus. Y también saben lo que significa escoger a Peñalosa. Entonces es curioso preguntarse: hace 10 años los eligieron sin conocer muy bien quiénes eran estos candidatos y sus políticas urbanistas y didácticas, ¿por qué los apoyan ahora que sí los conocen? Explicaré mi respuesta con un ejemplo. Cuando la selección Colombia necesitaba recuperar la fe de poder ir al mundial de 2014, eligieron a Hernán Darío Gómez como capitán del barco. ¿Por qué? Porque era un técnico que nos llevó a un mundial, y confiábamos en el que nos había llevado antes. Al parecer los colombianos confían en el pasado, en la trayectoria. Y parece que eso está pasando en Bogotá. Los bogotanos no confían en nuevos candidatos, confían en los resultados de Peñalosa, en lo que hizo cuando fue alcalde. Su pasado le está asegurando su futuro. Ahora queda la pregunta de esta pregunta: ¿se equivocó Mockus? Peñalosa sabe que Mockus puede ser la última pieza que necesita para ganar la Alcaldía. Los bogotanos quieren a la dupla que salvó la ciudad en los 90. Pero Antanas dice que los rencores no sirven, y que se debe perdonar. Sin embargo parece que su voto no es por Peñalosa, es por Bogotá. Él era la as bajo la manga de Peñalosa, y lo sacó en el mejor momento. Puede que Mockus sea usado como una pieza, pero es una pieza que Bogotá necesita.

Mockus puede hacer mucho más por esta ciudad al lado de Peñalosa que sentado en su casa. Peñalosa ha sido peligrosamente exitoso en estas encuestas, pero ya lo había sido antes. El domingo se sabrá qué rumbo tomará esta ciudad, se decidirá al igual que con la selección Colombia: ¿escogeremos a bolillo Gómez? ¿o escogeremos a Pekerman?

Te puede interesar

“De las FARC a la FARC”

De las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia a la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común La...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *