Inicio / Columnistas / Soñando con Fe

Soñando con Fe

Hace 18 años creer que Santa Fe estaría participando en tres torneos, uno de ellos internacional, era impensable. Creer que nuestro Expreso Rojo querido tuviera reconocimiento en latinoamérica era algo que no concebíamos.Pero ahora es una realidad, ahora podemos gozar y vivir una nueva etapa donde los triunfos se han vuelto lugares comunes y cada vez los hinchas le pedimos más victorias al equipo.
La noche del jueves pasado, Santa Fe dio un gran paso dejando en el camino a, nada más ni nada menos, los diablos de Avellaneda, uno de los equipos suramericanos más ganador de la historia. Padres, hijos y nietos se abrazaron con el gol de Francisco ‘Pacho’ Meza, se juntaron con la alegría y  la fuerza de transmitir un legado, un amor auténtico por el escudo cardenal. A veces, no pocas, Santa Fe nos pone a sufrir, pero también nos da grandes alegrías y tenemos todo el derecho de disfrutarlas.
Luego llegó el domingo, nuevamente la cita en el Campín y la llovizna se hacía presente, como tantas veces. A la cancha saltaron varios jugadores nuevos, para muchos desconocidos, pero que se fueron sintiendo seguros en su posición y poco a poco dieron muestras de buen fútbol. Muchachos jóvenes, algunos que vienen directo de la cantera, ayudaron a que el esquema planteado por el técnico uruguayo Gerardo Pelusso diera resultados. Tanto así que uno de los debutantes, Jair Arboleda, marcó un golazo.

Sin embargo la gasolina no alcanzó en esa noche de domingo y ese equipo tan joven cedió un empate a manos de un experimentado Envigado. Nuevamente un descuido en defensa evitó que nos trepáramos cuartos en la tabla de posiciones.
Sin embargo, sigo con fe. Tenemos chance, seguimos vivos y con oportunidades en los tres torneos. No es un jardín de rosas: hay lesiones, cansancio físico  y errores cometidos en los últimos minutos de los partidos. Se han escapado puntos, pero lo importante es gozar esta época, disfrutar de esta gloria que fue esquiva por tantos años.

Además, nadie ha dicho que la senda del triunfo es sencilla, y menos que no se debe luchar. Confiemos en nuestro jugadores: “son guerreros son LEONES”.

Te puede interesar

Bogotá no puede estar a merced del microtráfico

Por: Horacio José Serpa. Presidente del Concejo de Bogotá. El microtráfico en Bogotá se convirtió...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *