Inicio / Arte y cultura / Tristeza en las tablas, hasta siempre Francisco Martínez

Tristeza en las tablas, hasta siempre Francisco Martínez

“Lamentamos informar el fallecimiento de Francisco “Pachito” Martínez, querido actor del Teatro La Candelaria” Este fue el mensaje que envió, a través de su cuenta de Twitter, el Teatro La Candelaria, su casa por más de 49 años, un adiós que no es definitivo, pues su memoria y su legado permanecerán siempre presentes en el mundo del arte y el teatro.

12003333_957655274305766_4304083492078456678_n
Su último papel, en la obra sobre la vida de Camilo Torres, el cura revolucionario. Foto Teatro Varasanta

Francisco Martínez, “Pachito”, como lo llamaban sus amigos, murió de un infarto a los 78 años, luego de permanecer 15 días hospitalizado. El actor nació en Tamalameque (Cesar) y llegó a la capital en el año 1964, donde, luego de realizar cursos de dibujo en la Universidad Nacional y danza moderna en el Ballet Folclórico de Colombia , hizo parte del grupo fundador de la entonces Casa de la Cultura, que unos años después se convertiría en el Teatro La Candelaria.

Fue uno de los pioneros y artífices del nuevo teatro y la creación colectiva en Colombia. Junto con Santiago García, Patricia Ariza, Vicki Hernandez, Carlos José Reyes, Fernando Mendoza (Piyo), entre otros. Es recordado por sus personajes  en obras  emblemáticas  como Guadalupe años sin cuenta, Golpe de suerte, El Diálogo del Rebusque, Muerte y Vida Severina, Los 10 días que estremecieron el mundo y un sinnúmero de piezas que han marcado la historia del teatro Colombiano.

Hace apenas unas semanas, había resultado ganador del premio Homenaje a Artistas y Gestores Culturales 2015, entregado por la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte. El premio reconoce el trabajo individual artístico y cultural de personas que han enriquecido a través de su práctica las configuraciones simbólicas, patrimoniales, estéticas, institucionales, profesionales y académicas de la ciudad de Bogotá.

En su caso, el compromiso y la pasión de una vida dedicada a las tablas (hasta hace apenas unos meses Martínez actuaba en una obra sobre la vida del cura guerrillero Camilo Torres) confirman su legado artístico en Bogotá. Además de actor, Martínez trabajó como dramaturgo, director, modelo, poeta, pedagogo, presentador, guionista e incluso llegó a ser edil como edil de La Candelaria, barrio donde vivió la mayor parte de su vida.

 

 

Te puede interesar

Cine para todos te trae Bailarina

Cine Para Todos, el proyecto de inclusión cultural de MinTIC en alianza con la Fundación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *