Inicio / Columnistas / ¡UNA CIUDAD INGOBERNABLE!

¡UNA CIUDAD INGOBERNABLE!

Bogotá, Bogotá… Bogotá. Los últimos alcaldes de la ciudad (incluyendo el actual) nos han demostrado su ingobernabilidad, o por lo menos nos han dejado bastante claro que la administración de la capital no puede seguir llevándose de la manera en que se ha dado hasta ahora.

En la encuesta Pulso País, cuyos resultados se conocieron en el mes de febrero; tuvimos la oportunidad de responder a la pregunta “¿usted aprueba o desaprueba la manera como el alcalde está manejando su ciudad?”, nuestro Alcalde obtuvo el 31% de aprobación; cuando el alcalde anterior registro en el año 2015 (en el mismo mes) 27%, a esto sumémosle  que el Alcalde fue electo con un 33.10%  gracias al apoyo de 906.052 ciudadanos (en una ciudad que para 20045 registraba 7.878.783 habitantes); lo anterior evidencia un descontento por la manera en que el alcalde maneja la cuidad inclusive dentro de sus adeptos, y es este el punto de destacar que las medidas político administrativas que se están tomando no le gustan a la mayoría de los habitantes y aun así su ejecución es inminente.

Así mismo el escenario del proceso de revocatoria que se adelanta ante la Registraduría Nacional, proceso en el cual se presentaron alrededor de 700.000 firmas, de las cuales se avalaron 473.700. este escenario nos pone ante un posible crisis y fractura (¡Si!, aún más) de la administración por varios motivos.

La revocatoria es una herramienta legítima y se debe revocar a un alcalde cuando no haya otra alternativa y dado a los índices de desfavorabilidad del Alcalde, puede decirse que no es una cosa solamente de la izquierda, sino que militantes de la derecha también forman parte de esta.

Si el Alcalde Mayor es revocado, el Registrador Nacional del Estado Civil debe comunicar los resultados de la votación al Presidente de la República para que proceda, a la remoción del cargo del mandatario.

Lo alarmante es que según cifras del Ministerio de Hacienda De prosperar la revocatoria del alcalde Peñalosa, la Registraduría tendría que convocar a unas nuevas elecciones para la Alcaldía de Bogotá, lo cual tendría un costo de $45.000 millones adicionales ¿Estamos para un gasto de esta envergadura en unas elecciones extraordinarias?

La pregunta que muchos habitantes nos hacemos es: ¿Los detractores y contradictores del alcalde tienen un candidato solido que sea capaz de reunir la mayoría de los votos y demostrar buenas intenciones en cuanto a la administración de la ciudad?; porque en caso tal de que la respuesta a esa pregunta sea negativa, y si en verdad piensan de una manera sentida en la ciudad, posiblemente no estén haciendo lo correcto (en términos financieros).

El próximo 13 de agosto los bogotanos acudirán a las urnas para expresar si están de acuerdo o no con que continúen las corridas de toros (¿Está usted de acuerdo con que se realicen corridas de toros y novilladas en Bogotá, Distrito Capital? será la pregunta); pensamos algunos que como una forma de ahorrarle recursos a Bogotá y al mismo tiempo, darles celeridad a los mecanismos de participación se deberían poder llevar a cabo ambas consultas.

La elección del alcalde se basó en “recuperar Bogotá”, pero en las calles los habitantes de a pie se preguntan para qué y para quién buscaba recuperarla.

Estamos en una ciudad inviable en términos administrativos, políticos y de gobernanza, Bogotá lo que necesita es un pacto político amplio, en el que los intereses personales, caudillistas y partidistas queden de lado y en donde realmente se piense en el bienestar y desarrollo de la capital en todos sus ámbitos; a portas del fracaso, somos varios los que instamos a la derecha y a la izquierda a dejar de lado sus diferencias y generar un programa en el que no se deje a ningún sector poblacional por fuera y cuya ejecutabilidad sea efectiva.

Te puede interesar

Bogotá no puede estar a merced del microtráfico

Por: Horacio José Serpa. Presidente del Concejo de Bogotá. El microtráfico en Bogotá se convirtió...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *