Inicio / Mi ciudad / Sin categoría / Una propuesta de transporte masivo amable con el Medio Ambiente
El portal International Business Times destaca cómo ha sido la búsqueda de la capital por alcanzar alternativas en materia de transporte que respeten al Medio Ambiente.

Una propuesta de transporte masivo amable con el Medio Ambiente

Las altas emisiones producidas por los carros, los trancones, las emisiones de los buses diésel y las congestiones para hacer uso del servicio, llevaron a que una serie de expertos a buscar alternativas que permitieran reducir las emisiones de carbono de los buses que operaban en la ciudad.

El modelo bogotano ha sido tan interesante en este sentido que un artículo publicado en el portal International Business Times, registra cómo ha sido la búsqueda por alcanzar estas alternativas en materia de transporte. Estas, según el artículo, finalmente condujeron a que se remplazaran los buses tradicionales por buses eléctricos.

Bogotá inició una búsqueda desde hace varios años por mejorar las condiciones de vida en la ciudad de manera armoniosa con el medio ambiente. La iniciativa ha generado verdaderos resultados pues ha logrado encontrar un modelo de bus que permita tener cero o muy bajas emisiones, el “Andino12”.

Tras la inauguración de Transmilenio en el año 2000, se creía que el tráfico, la congestión de los buses tradicionales y las emisiones de smog disminuirán considerablemente. Sin embargo, con el paso del tiempo fue claro no solo que los grandes buses de Transmilenio no solo contaminaban el Medio Ambiente, sino que además, era poco probable que el sistema creciera al ritmo que la ciudad lo requería.

Así, se convirtió en una prioridad para la ciudad encontrar una tecnología que tuviese los requerimientos físicos y técnicos para operar en la ciudad y que permitiera disminuir o reducir las emisiones de carbono. En 2012 Bogotá realizó un prueba piloto: comparar tres tipos de tecnologías diferentes y su rendimiento; siendo estas, los buses totalmente eléctricos, buses híbridos con gas natural y buses de diésel bajo en azufre.

La iniciativa C40 Cities surge como una respuesta al llamado de los alcaldes de ciudades en todo el mundo para combatir los efectos del Cambio Climático y mejorar la sostenibilidad de sus ciudades.  Son un grupo de 80 ciudades comprometidas con el mantenimiento del Medio Ambiente y cuya voluntad política no depende de sus gobiernos nacionales. Bajo el acompañamiento de esta iniciativa, Bogotá inició una búsqueda hacer varios años por mejorar las condiciones de vida en la ciudad de manera armoniosa con el medio ambiente.

En la práctica, ganaron los buses totalmente eléctricos. Este modelo que se implementará en Bogotá necesita una recarga de energía equivalente a los $157.000 para recorrer una distancia de 280 km. Un bus diésel, en el mismo recorrido, gastaría $485.000.

Finalmente María Galluci, la autora del artículo del International Business Times, comenta que aunque la iniciativa es bienvenida por la mayoría de los sectores en la ciudad, para algunos ciudadanos es importante no quedarse estancados en una única alternativa. Por esto, se hace hincapié en que no solo se reduzcan las emisiones de la flota de buses que operan en la ciudad, sino que además, se considere ampliar la red de ciclo rutas, reparar y articular la malla vial y en definitiva, construir un sistema de metro que facilite la movilización en la ciudad.

Te puede interesar

Egan Bernal, CAMPEÓN del Tour de L’Avenir y nuevo fichaje de Sky

¨Muy contento por el resultado y todo lo que se hizo acá, creo que este triunfo es de todo Colombia, de mi equipo y de la Federación que ha confiado en nosotros¨.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *