Inicio / Arte y cultura / Una versión actual de Antonio Nariño

Una versión actual de Antonio Nariño

En los 250 años del natalicio de Antonio Nariño una versión recargada del prócer se toma la Biblioteca Nacional de Colombia. En el marco del Año Antonio Nariño el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia presentan la intervención artística “Ahora o nunca. Las ideas son para divulgar”.

El arte urbano se toma la Biblioteca Nacional de Colombia. En el aniversario número 250 del natalicio de Antonio Nariño (1765-2015), los artistas urbanos Toxicómano, Erre y Lesivo, presentan en el hall central de la Biblioteca la intervención: “Ahora o nunca. Las ideas son para divulgar”, una propuesta a gran escala que integra muralismo, diseño gráfico y fotografía.

En tres murales, cada uno de 12 metros de alto por 9 de ancho, se resalta la imagen de Antonio Nariño, y su labor como periodista, impresor y lector, en una intervención en la que los visitantes a la Biblioteca Nacional podrán tener una mirada fresca y diferente de uno de los más destacados pensadores y promotores de la cultura impresa de su tiempo. La propuesta de la Biblioteca busca también recordar que Nariño fue el precursor de un nuevo lenguaje de libertades y derechos en la historia nacional.

Partiendo de las investigaciones adelantadas por Alexander Chaparro y por un equipo de la Biblioteca Nacional de Colombia, los artistas urbanos Toxicómano, Erre y Lesivo, invitados por el Ministerio de Cultura y la Biblioteca, crearon a “Toño”, una versión contemporánea de Nariño cuyas premisas son “Infórmese, imprímase y publíquese”, enmarcadas dentro del concepto general de que  las ideas son para divulgar. Los artistas impulsaron también la idea de que leer es importante y que es una actividad necesaria para llenarse de argumentos y participar de la cultura escrita.

La intervención en el hall de la biblioteca se realizó mediante el diseño e instalación de tres murales alusivos a los colores de la bandera de Colombia. En el mural amarillo, a cargo de Toxicómano, se podrá apreciar al Nariño periodista, con referencias a algunos pensadores que influyeron en sus ideas como Montesquieu y Voltaire, así como al tema de la lucha por los derechos y la consecución de las libertades individuales.

En el mural rojo, (a cargo de la artista Erre), se recrea a un Nariño joven y lector, recostado dentro de una habitación llena de los libros que acostumbraba leer. En este mural, “Toño” está rodeado de objetos, afiches, frases  y los rostros de algunos personajes que lo influenciaron y lo llevaron a convertirse en uno de los grandes intelectuales de la entonces incipiente república.

El mural azul, (a cargo de Lesivo) nos presenta al Nariño impresor y su relación con la Imprenta Patriótica. Este mural destaca el papel fundamental de Nariño en la traducción y publicación, por primera vez en la América española, de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano.  Este espacio plantea además un acercamiento a la imprenta tipográfica y a cómo ocurría el proceso de impresión en el siglo XVIII.

Los tres murales se complementan con una serie de fotografías que interpretan los 17 Derechos del Hombre que tradujo Nariño, a partir de ciertas situaciones y conversaciones urbanas que se viven en la actualidad.

La muestra incluirá dos fanzines, el primero con información general de Antonio Nariño y uno para armar y completar, el cual llevará un kit con botones, adhesivos y esténciles como material didáctico y promocional para que los visitantes a la Biblioteca puedan armar su propio fanzine y, de esta manera, puedan informar imprimir y divulgar el ánimo que caracterizó a Antonio Nariño.

“En últimas y aunque esto no se ve implícito en la intervención, lo que busca el personaje “Toño” es  comprar una fotocopiadora e imprimir sus propios fanzines. Esa es la idea que parte de las tres premisas: infórmese, imprímase y publíquese. Si usted tiene algo que decir, hágalo ahora con los medios para que los proyectos se concreten en un impreso y se divulguen. La idea es completar los tres procesos”, señala Toxicómano.

La intervención, según los artistas, es una manera de actualizar el discurso y traer a Nariño a un ambiente más cotidiano y de fácil lectura. “Buscamos que la gente se cuestione y sienta curiosidad por lo que vio en los murales, acudiendo a los fanzines o a investigaciones propias”, agrega Lesivo.

Para Consuelo Gaitán, directora de la Biblioteca Nacional, la muestra “Ahora o nunca. Las ideas son para divulgar” “es una apuesta ambiciosa que busca acercar el concepto del patrimonio bibliográfico y documental a las nuevas generaciones que, al igual que Nariño en su tiempo, están ávidas de aprovechar la información y las tecnologías la información y la comunicación para construir visiones de un país y una sociedad más consciente de su historia y más incluyente”. “Todos somos y hacemos a diario el patrimonio” concluye Gaitán.

Te puede interesar

Cine para todos te trae Bailarina

Cine Para Todos, el proyecto de inclusión cultural de MinTIC en alianza con la Fundación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *