Inicio / Columnistas / Ventanilla única para espectáculos

Ventanilla única para espectáculos

Todo indica que el sistema único de gestión para el registro, evaluación y autorización de actividades de aglomeración de público en Bogotá (SUGA) creado mediante Resolución 569 del 2014 para agilizar y facilitar los trámites para espectáculos no está funcionando óptimamente.

Los organizadores se están enfrentando a la descoordinación de las entidades porque no operan los procedimientos con la eficiencia necesaria, y cuando ya tienen listas las autorizaciones para un evento con su respectiva logística en marcha, se encuentran con que una de las entidades desaprueba la actividad. Sí un sistema que se creó para unificar y agilizar los trámites no está operando es urgente reorganizarlo, ya que la actividad cultural, deportiva y artística de la capital no se puede paralizar por cuenta de fallas en los trámites.

En Bogotá para realizar un evento que implique aglomeración de público es necesario cumplir medidas de seguridad, accesibilidad, estructurales y de funcionalidad que pasan por la aprobación de la Policía, el Instituto Distrital de Recreación y Deportes, Idiger, Cuerpo de Bomberos, Alcaldía Local y las Secretarías de Salud, Ambiente y Movilidad, y que para evitar que cada entidad actúe en contravía y el empresario no sepa a qué atenerse se creó el SUGA, un sistema de registro centralizado y en línea, que hoy no deja efectividad y eficiencia.

En cumplimiento de ese mecanismo, el organizador debe registrar la solicitud de autorización junto con los documentos 15 días hábiles antes de la fecha de realización del evento. La norma indica que en solo cuatro días la Secretaría de Gobierno expide un acto administrativo que le permite o niega la realización del espectáculo.

No se puede dar una imagen de desorden y falta de coordinación por parte de las entidades. Los espectáculos son una fuente de ingresos importante para la ciudad. El tema no se puede minimizar.

En el 2013 como efecto de la Ley de Espectáculos Bogotá recaudó 8.600 millones de pesos, es el 10 por ciento de la venta de boletas, según cifras oficiales del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD).

En el 2014 el recaudo en el país fue de 13.975 millones y en el 2015 de 19.000 millones de pesos y la mitad de esas dos cifras las aportó Bogotá. Este año esperan que solo en la capital se recauden más de 10.000 millones de pesos por este rubro.

No es negociable, ni discutible la obligación de brindarles a los asistentes la seguridad en los espectáculos que se realicen en la capital. La Policía y los organismos de socorro tienen que garantizar que las personas puedan ir tranquilas a los eventos para que su vida y su integridad no corran peligro y de esto deben ser conscientes los empresarios.

Se debe coordinar cada espectáculo con la Secretaría de Movilidad para garantizar la llegada y salida de las personas del evento en transporte público, es decir que los asistentes se puedan transportar sin importar la hora en que salgan del evento. Además deben contar con un plan de contingencia al ingreso y salida del evento para no causar traumatismos en la movilidad.

Así mismo, es necesario que se realice estudios estructurales y funcionales de los escenarios apropiados para eventos, debido a que si un empresario hace 2 eventos en un mes por cada evento debe presentar una certificación estructural extendiendo la tramitología a la que están expuestos.

En muchos casos en Bogotá no se llenan los requisitos de las normas en los escenarios escogidos, como por ejemplo tener cerca una estación de bomberos, un hospital de emergencia o condiciones de movilidad apropiadas, por lo que es necesario revisar las exigencias de la realidad de la ciudad.

Si esto no está operando no podemos esperar más para revisar los protocolos, la ciudad no puede seguir perdiendo los ingresos que generan los eventos o peor aún que los empresarios elijan realizar los espectáculos en municipios cercanos u otras ciudades.

Mi propuesta es la instalación de una ventanilla única que garantice la eficiencia y eficacia en la tramitología de los organizadores de eventos con dos fines: generar coordinación de las entidades y agilizar los trámites para los empresarios.

Lucia Bastidas

 

Te puede interesar

La Capital tendrá nuevo Centro Recreativo

Con una inversión de 78 mil millones de pesos, el Batallón de Reclutamiento del Ejército, ubicado en el centro junto al sector antes conocido como el Bronx, se adecuará para albergar la oferta creativa de Bogotá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *